Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Caridad en Semana Santa

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
sábado, 15 de marzo de 2008, 10:23 h (CET)
La Semana Santa es un tiempo emocionante para el adiestramiento en la práctica de fajinas de magnanimidad, tangibles o inmateriales. En el mensaje de este año, el Papa Benedicto XVI, lo ha centralizado en la ayuda material, señalando que "este acto de caridad, además de ayudar a los indigentes, es también un ejercicio ascético para mantener el alma desasida de los bienes materiales".

Al amparar a los necesitados nos fusionamos más con Cristo, que arribó al mundo para rescatar a los mortales de sus penurias y, al mismo tiempo, le ofrecemos una dádiva a Jesús, que ha resuelto fundirse con los más pequeñuelos:" tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era peregrino y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme".

A la luminaria de estas elocuencias, descubrimos que los trajines de la caridad, y específicamente la esplendidez, trasciende el estiramiento meramente material y se presentan como una muestra de la ternura con la que Dios nos quiere: "cada vez que, por amor de Dios, compartimos nuestros bienes con el prójimo necesitado, experimentamos que la plenitud de vida viene del amor y lo recuperamos todo como bendición en forma de paz, de satisfacción interior y de alegría".

Como es lógico, y así lo ha concebido la Iglesia, la limosna con el desvalido no puede reducirse a la esfera estrictamente material. En realidad hay muchos indigentes, no de medios monetarios, sino de ternura, de afecto ya que se deslizan en un amargo desamparo o ceñidos a un cruel desamor.

____________________

Clemente Ferrer Roselló es presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona

Recordar la unidad de la persona

Enric Barrull Casals, Barcelona

Señor, justicia, pero no por mi casa

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza

Efectos de la pornografía

José Luis Hernández, Toledo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris