Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Zapatero, dimisión?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 13 de marzo de 2008, 00:07 h (CET)
¡Zapatero, dimisión! gritaban en la sede del PP al saberse los resultados electorales del pasado domingo. Esta petición de los militantes del PP tiene una lectura, podrá tener muchas, pero yo me quedo con que el contenido de esa demanda al líder socialista tiene mucho que ver con que en el PP se han dado cuenta de que la única forma de que Rajoy pueda acceder a la jefatura del Gobierno de España es la de que Zapatero dimita y se retire de la actividad política. En definitiva, que se han dado cuenta de que Rajoy no es rival para Zapatero. En mi opinión, ni para Zapatero ni para nadie.

Pero puestos a hablar de dimisiones yo creo que aquí la dimisión que se corresponde exigir, más que pedir, es la de Mariano Rajoy. El presunto líder del PP no solamente perdió las elecciones del 14 de marzo de 2004, no, perdió también el Gobierno de España que desde 1996 estaba en manos del PP. Pasó de tener la mayoría absoluta a estar en la oposición. Ahora, sí. Ahora sí ha perdido unas elecciones y si le añadimos la debacle que sufrió el PP en el 2004 con Rajoy como cabeza de lista, la cosa es para dimitir. Pero claro eso de las dimisiones suelen hacerlo los que tienen dignidad o son conscientes de sus limitaciones para acceder, nada más y nada menos, que a la presidencia del Gobierno España y poder desarrollar el cometido inherente al cargo con la eficacia que el mismo exige.

Pero no para ahí la cosa, no. Rajoy es el culpable de haber medito en la lista a un señor que ha demostrado ser un impresentable para la vida pública, en este caso política. Al que solo se le ocurre irse a Girona y en una reunión con empresarios catalanes decirles a estos que eran unos “sablistas”. O decir que “lo que yo quiero es que en Andalucía la gente se ponga a trabajar”. Eso sin contar el resultado que este “bluf” al que Rajoy apoyó, obtuvo en su cara a cara con Pedro Solbes. También es responsable de haber metido en su lista a Ana Mato, que lo más llamativo que hizo durante la campaña electoral, fue decir que “los niños andaluces son unos analfabetos”.

Con lo dicho por Pizarro y Ana Mato, no se por que puede haber personas a las que le haya extrañado el fuerte varapalo que el PP ha sufrido en Cataluña y Andalucía, comunidad esta última donde además mantuvo como cabeza de lista a Javier Arenas, que debe estar sufriendo el “síndrome Chaves” ya que ya van siendo incontables las veces en que al pobre Arenas lo ha mandado Chaves a la oposición.

Dicen que el dolor suele alterar el comportamiento de las personas y que en ocasiones estas suelen perder el raciocinio. Debe ser verdad por que si no sería inexplicable el que pidieran la dimisión de Zapatero, cuando debían exigir la de Rajoy.

Noticias relacionadas

El amarillo de la vergüenza

Varios países de la Unión Europea hayan aconsejado a sus ciudadanos “no viajar a la comunidad española de Cataluña”

Sentirse acompañado es esencial para avanzar

El mundo ha de ser más corazón que poder

El PP condenado a un penoso Vía Crucis

“En este espacio de la duda, he encontrado en muchas ocasiones una especie de emisario del destino que me indica un camino favorable, o también un barquero que lleva desde la ribera de la decadencia a la renovación” Pierre Rabhi

Deleuze

Deleuze fue un filósofo y teórico social que influyó decisivamente en el siglo XX

La huelga de jueces y fiscales

Ha sido un éxito y apoyo, pero pregunto ¿Ha habido Transición en la Justicia española?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris