Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Como ahora se ha irritado tanto?

Rita Villena (Málaga)
Redacción
viernes, 7 de marzo de 2008, 07:09 h (CET)
El fallo a favor de la objeción de conciencia, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha irritado bastante al presidente andaluz, al que acabo de oírle en unas declaraciones en las que dice:”que recurrirá ante el Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que otorga el derecho a objetar contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía”, y también ha dicho que: "alguien puede sospechar que hay interferencia en campaña”. La sentencia del Alto Tribunal andaluz es "profundamente conservadora" y continúa: “la Junta la va a recurrir ante el Tribunal Supremo, que será el que tendrá que tomar la última decisión".

El Tribunal Superior ha aplicado correcta e íntegramente la jurisprudencia más vanguardista del Tribunal Europeo de Derechos Humanos al reconocer la objeción de conciencia educativa, sin entrar en enjuiciamientos de naturaleza ideológica. Con justeza entiende que el interés público consiste, precisamente, en garantizar los derechos, lo que "justifica la existencia del Estado y sus potestades". Esta afirmación del órgano judicial es toda una declaración de principios sobre el comportamiento debido de un Estado que, como en este caso, olvida que su poder está al servicio de los ciudadanos y de las familias", así lo entienden Profesionales por la Ética.

Me cuesta entender estas palabras del señor Chaves, ya que en otras muchas ocasiones ha respondido: “que lo que dictaminen los jueces, es lo hay que acatar”.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris