Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

ZP Un paseo por las nubes

Javier Peña (Málaga)
Redacción
viernes, 7 de marzo de 2008, 07:09 h (CET)
Esta vez el, hasta ahora, Presidente de España se quedó sin argumentos para justificarse. Una forma de actuar poco seria que, en mi tierra y de forma muy gráfica, llaman “estar de cachondeo”. Se presentó, ante toda la nación, sin los deberes hechos y con el “Libro gordo de Petete” bajo el brazo, para dar la sensación de que él era el autor del Espasa, aunque no sabía por donde abrirlo.

En esta ocasión ZP se portó como un Jaimito, recurriendo a caer bien a pesar de las “travesuras” que, en su caso, han sido muchas; funestas trastadas. Actuó como una simbiosis entre Zipi y Zape intentando convertir un rotundo cero en un diez delante de D. Pantuflo. Todo muy de tebeo, si no fuera porque, en el mundo real, las personas sufren las consecuencias de tanta irresponsabilidad como se deduce de la gestión de este gobierno.

Esta vez, ZP adoptó el papel de oposición más que el de gobernante (no sé si adelantándose a los acontecimientos) ante un supuesto gobierno de Mariano Rajoy. No presentó el balance de su gestión porque sencillamente no lo tiene o no se atreve a darlo. En su cartera sólo hay promesas, algunas de chiste (comenzando por esos 400€, de los que casi nadie verá un céntimo). No defendió con gallardía su política antiterrorista contra ETA... ni la participación de España en guerras internacionales (Líbano, Afganistán) que siempre ha camuflado, denigrando a los soldados, porque le falta coraje para dar la cara (¡valiente cara!).

En esta ocasión, si algunos planes concretos se pusieron sobre la mesa, fueron los de Mariano Rajoy: Para apoyar la creación de empleo desde el ámbito empresarial, para mejorar las condiciones y la participación de la mujer en el trabajo, para dotar de ayudas a la ley de dependencia, para frenar la subida de los alimentos básicos, para aliviar la presión fiscal de muchos españoles que no tendrán que ingresar a cuenta del IRPF, ni que pagar después, para salir del pozo de unos resultados escolares bajísimos...

Esta vez, a ZP se le ha visto como a un Pulgarcito frente a los problemas y las necesidades de España en el 2008, en el 2009... y no en el 2020. Para entonces que vuelva a llamar a la puerta de la democracia con un proyecto bien hecho. Un proyecto en el que se diga día a día y hora a hora (si fuera posible) lo que se propone hacer para gobernar esta gran nación. Ya estamos cansados de generalidades, tópico e irrealidades. De presentarnos “un mundo ideal” que todos sabemos fraguar en nuestra imaginación, propio de libros de cuentos. Ya estamos muy cansados de que ZP no lleve a pasear por las nubes.

Noticias relacionadas

Iglesias se hace con el control del gobierno español

“Los líderes adictos al poder son fáciles de detectar…La forma de vivir de estos líderes es siempre en estado de alerta y a la defensiva, en una serie de maniobras competitivas” Amy Leaverton

El martirio de los días para algunos

El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor

Aciago y embarazoso 12-O para Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

La semántica y la fonética

V. Rodríguez, Zaragoza

Aforados y "aforahorcados"

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris