Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Lo que realmente le importa a la gente

Marino Iglesias Pidal
Redacción
miércoles, 5 de marzo de 2008, 08:42 h (CET)
Un discurso sin esa frase, precedida de “a mí lo que me importa es”, no sería de Rajoy, ¡y claro que le importa! Yo me imagino que ha de ser el lev motive de cualquier político ¿Acaso puede darse un camaleón al que no le interesen las querencias de los insectos?

Jajaja… Se me ha escapado la risa. Ha sido pensando en la preocupación del mencionado por el aumento en el precio del pollo. Iba a decir, y ahora lo digo, que, por mí, que se vaya a las nubes, a ver si así mi mujer deja de traerlo, ¡porque no me gusta un carajo! Ahí mismo me asaltó la idea: Si yo fuera un político de la oposición ¡quién vería a los figuras del gobierno! Los estoy viendo, y oyendo: ¡Ese desalmado, insensible, inmoral…! ¡Millones de personas muriéndose de hambre en el mundo y a él no le importa que suba el pollo…!

Y, naturalmente, todo este derrame de epítetos altisonantes y descalificadores, símil del aprovechamiento de la apreciación que se ha hecho a la memez de su Zeña, porque es una completa memez, no es sino una forma más de conquistar votos. Y yo me pregunto: ¿qué gente se puede creer que una persona en su sano juicio se recochinee con el hambre en el mundo o el alienante silencio que envuelve a un sordomudo? Solamente los imbéciles.

Terrible que los argumentos de los de la Zeña no dejen lugar a duda de qué se creen que es el pueblo.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris