Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El revillés

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
miércoles, 5 de marzo de 2008, 08:42 h (CET)
Ya sé que ahora toca hablar de elecciones, pero como a mí me han bastado los 4 años de mentiras de ZP, me sobran los mítines y toda la campaña, no votaré a un mentiroso. Mi carta de hoy es apara comentar un hecho que la vorágine electoralista ha difuminado hasta hacerlo desaparecer, veamos.

Éramos pocos y parió la abuela, si no teníamos bastante con el Catalán, el Vascuence, el Gallego, el Valenciano, el Mallorquín, el Aranés, el Chapurriao, etc. ahora resulta que según he leído en algún medio, nos ha nacido otro idioma, el ¡“Revillés”! Es la aportación que a la riqueza cultural española hace el señor Revilla, presidente que lo es (cuesta creerlo) de Cantabria, ¿qué habrán hecho los cántabros para merecer este presidente? Claro que, tampoco hay porque extrañarse demasiado, en la Moncloa tenemos a Zapatero, pero volvamos al tema. El señor Revilla, según parece ha inventado una nueva lengua y, ha encargado la confección de su diccionario a supuestos intelectuales, supongo que pagándolo con dineros de nuestros impuestos. Yo con el permiso de usted lector amigo y del director de este periódico quiero hacerle un regalo al señor Revilla.

Huélamo, es un precioso pueblo de la sierra de Cuenca, si usted no lo conoce señor Revilla le aconsejo que se dé una vuelta por este pueblo, si lo hace, seguro que me agradecerá el consejo, pues bien, unos jóvenes de este pueblo en su página web han incluido una sección que denominan diccionario huelamero, en él, recogen vocablos que usaron sus antecesores para que no se pierdan, pero lo hacen con su tiempo y con su dinero. Como yo conozco a estas gentes, y sé que son muy generosas, seguro que no les sienta mal que alguna de estas palabras se las ofrezca para que usted las incluya en su diccionario, como suyas, nada le cobrarán por ello.

Estos son algunos de esos vocablos: Cañaguerro.- Planta que produce inflorescencia y da flores pequeñas y blancas. Esperura.- Agua-nieve con mala leche. Gobanilla.-Muñeca de la mano. Truje.- Traer. Zurrugalgo.- Especie de galleta que acompaña a los cañamones que los clavarios ofrecen a sus vecinos en las fiestas patronales.

Señor Revilla, si le parecen pocas palabras, entre en la web huelamo.com y pida permiso, seguro que se lo dan, entre tanto puede ir leyendo la novela de Vizcaíno Casas “Las Autonosuyas” donde también se inventa un idioma llamado el farfullo, que consiste en sustituir la p por le f, a si se dice, follo, por pollo, foder, por poder, lo que usted ejerce en Cantabria. No piense mal amigo lector, es con f, no con j.

Noticias relacionadas

¿Cuántos muertos palestinos puede aceptar el mundo sin inmutarse?

Netanyahu y la manipulación del miedo

Hay que recuperar la perspectiva familiar

El Instituto de Política familiar ha presentado su informe sobre la Evolución de la familia en Europa ante el Parlamento europeo

La “manada” y Bankia

Dos sentencias que muestran la inquietante fragilidad de nuestro Estado de Derecho

En misión de santidad

E. Barrull, Girona

España no merece semejante calvario

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris