Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

No hijo, árbitro ni se te ocurra

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
miércoles, 5 de marzo de 2008, 23:00 h (CET)
El fúbol español necesita solucionar ancestrales problemas que ponen en tela de juicio la competición. Y hablo, entre otras cosas, de una profunda reestructuración de un colectivo, el arbitral, que está siempre en el epicentro de los follones, los altercados y la guerra de guerrillas de clubes, presidentes, entrenadores, jugadores e hinchadas. Y es que ser árbitro hoy es más peligroso que cruzar la franja de Gaza en vespa.

Propongo cinco ideas, cinco puntos de vista, cinco disparates quizás, aunque a peor es difícil que vayamos.

1). El ‘cuarto árbitro’, un ordenador-moviola a pie de césped:
Hay que recurrir a las nuevas tecnologías para la moviola de las jugadas polémicas dentro del área, para certificar o no los goles fantasma, para los fueras de juego, para los penalties que son pero no son y viceversa, y para cualquier decisión grave que requiera parar el juego y comprobar la moviola. Así evitamos las grescas y demás. ¿Cómo? El cuarto árbitro le dice por el menganillo al trencilla: “Pepe, macho, te has tragao un fuera de juego como una casa. Corrige”. Y, por si acaso, puede verlo con sus propios ojos en una rápida carrerita a la banda.

2). Para los malos hábitos presidenciales, castigo sin palco
Que un presidente incita a la violencia a su afición, insulta, se mofa del contrario, ‘raja’ contra los árbitros o liniers,… inhabilitado para sentarse en el palco, cuya silla deberá quedar vacía para evitar picarescas, y para acudir incluso al estadio. Un presidente puede ser un forofo… pero en su casa y sin que le vea nadie. Con esta medida (que también valdría para entenadores y jugadores), Joan Gaspart o Jesús Gil (qepd) entre otros, tendrían que haberse buscado otro plan los domingos.

3). Los que lesionan, de baja hasta la recuperación de la víctima
Hemos vivido en los últimos días dos entradas alevosas, la última en Huelva a Robben, que dejará al holandés dos o tres semanas sin jugar. Al causante (Quique Álvarez) le deberían caer tantos partidos como tiempo de recuperación del lesionado. Lo de ahora es adulterar la competición y para algunos tener derecho de pernada sobre el tobillo de Messi, Agüero o Robinho. A Ramos, por insultar, dos partidos; y el ‘cazador’ de presas, de rositas… Me lo expliquen.

4). Eliminar el fuera de juego e instaurar el ‘penalty corner’
Los fueras de juego están creando tanta polémica que la FIFA debería plantearse testar sin ellos en competiciones menores para comprobar si esto redunda en beneficio del espectáculo y de los goles. Además, los empates con tantos, así como las goleadas, deberían tener mayor premio que el ‘cerocerismo’. Y se podía inventar una especie de ‘penalty corner’ como en hockey en los últimos 20 minutos de partido –si hay falta o corner-, con los defensores en la línea de fondo de la portería, los rematadores en la grande y el saque desde cada esquina del área grande. ¡Se imaginan qué adrenalina!

5). El estamento arbitral, una entidad privada independiente
Pero lo más importante del todo, para que el resto funcione, es la independencia absoluta del estamento arbitral. Que no dependa ni de una Federación estatal o terrtorial, ni de una Liga Profesional, ni de los clubes, ni de nada, que dependa de un Ministerio (léase Consejo Superior de Deportes como entidad reguladora) pero que sea una entidad privada. Se trata de profesionalizar y elevar a los árbitros a la categoría de estrellas -como lo ha sido Collina por ejemplo-, con una élite de superprofesionales que sean los mejores y formados desde un centro de alto rendimiento sin influencias político-deportivas. Que corran los 100 en menos de 11 segundos, que estudien ciencia del deporte, que hagan INEF, que se concentren y que vivan exclusivamente para el fútbol porque hay mucho en juego.

¡Ah, perdonen! Me acabo de caer de la cama. Creo que estaba soñando con aquel episodio del ‘Rafa no me jodas’ que hizo famosos a nuestros jueces de línea en todo el planeta…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris