Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Algo más que palabras   -   Sección:   Opinión

Ellas crean

Víctor Corcoba
Víctor Corcoba
martes, 4 de marzo de 2008, 07:10 h (CET)
Desde que el poeta y periodista nicaragüense, Rubén Dario, selló aquello de que “sin la mujer, la vida es pura prosa”, nada es igual y todo es análogo. Lo cierto es que si ahorcásemos la complementariedad innata de acoger y donarse entre mujer y hombre, u hombre y mujer, se perdería la amorosa creatividad poética de la propia vida y hasta la mismísima creación se derrumbaría por la soledad de no sentirse ni acogido ni donado. Necesitamos de ese amor que ellas crean, y en el que ellos se recrean, o viceversa.

Por ello, veo con buenos ojos, el que por cuarto año consecutivo se celebre, con motivo del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, el Festival “Ellas crean”, en el que participan diversas Instituciones. El Ministerio de Cultura se une una vez más a esta celebración con la organización de varias actividades. Destacar la aportación femenina a las diferentes expresiones artísticas es tan justo como necesario, en un mundo cruel que aún no cultiva lo de donarse y acoger, lo de acoger y donarse, a cambio de nada.

Con razón suele decirse que el ser humano no puede soportar vivir solo, suele sentirse mejor siempre en la unidad de dos, eso es algo que salta a la vista y que se percibe por la necesidad de vivir en pareja. Es algo que lo pide el alma y el cuerpo. La dualidad está presente como manantial de fertilidad, como fuente de belleza, donde el trabajo creador del hombre y la maternidad creativa de la mujer, confluye en un poema perfecto jamás escrito, pero que ahí está, perenne en el tiempo.

En es pareo de géneros nadie ha de ser más que nadie para que la poesía se injerte de amor. Todavía, por desgracia, en este inseguro siglo plagado de esclavitudes, de poderes destructores que divorcian la dualidad, a las mujeres se les sublima o se les subordina por intereses de marcado mercado machista. Los efectos ahí están: mujeres objeto, desvaloradas, encogidas y dominadas, unas veces por una sociedad insensible y otras rebajadas por sí mismas.

Noticias relacionadas

Una revolución contra natura

Resulta perverso pretender la supremacía de un género sobre otro o la desnaturalización de la persona para “moldearla”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXVI)

El Opus Dei sigue siendo un instituto secular vinculado indisolublemente a la prelatura personal de la Santa Cruz

Un poco de respeto, por favor

El master de Casado, el “postureo” de Sánchez las declaraciones de Corina, la venta de armas que asesinan a niños , las provocaciones del emérito y “El Pais”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXV)

Es tan sagrada la conciencia de las personas, que su invasión tosca por una secta como esta me provoca repugnancia

Inmanencias

Olvidamos en exceso las realidades innegable bajo el encantamiento de las opiniones frívolas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris