Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Serbia y Montenegro: El fin de un país

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 3 de marzo de 2008, 03:04 h (CET)
Durante el mundial de Alemania 2006 Serbia y Montenegro no sólo jugó su último partido como selección, sino también como país. Cuando una selección nacional quedaba fuera de un torneo retornaba a casa para prepararse para otros campeonatos. Mas, esta es la primera vez en que el juego final de un equipo en un Mundial marca el fin de su entidad como país.

Poco antes del Mundial, Montenegro votó por separarse de Serbia. Ambos decidieron continuar con su elenco futbolístico hasta dicho certamen, del que se despidieron como el más goleado de todos.

Si el arco serbio fue el más bombardeado en Alemania 2006, la bombardeada nación serbia fue la que más sufrió los efectos de la reunificación capitalista alemana post-1989. Berlín no sólo buscó anexar al este “socialista” germano, sino dividir a Yugoeslavia.

Montenegro fue la última de las cinco ex repúblicas de la federación yugoeslava que se escindió de Serbia. Los serbios en Crocia fueron expulsados, en Bosnia quedaron como disconforme minoría y en Kósovo querrán acabar saliendo cuando esta provincia se les independice.

Hoy Kosovo ha sido la primera provincia de Serbia (y de Europa) en separarse. Mientras Montenegro fue aceptado en la ONU pues ‘esta existió previamente como un reino independiente y Belgrado aceptó su referendo separatista, Kósovo es vista como un territorio histórico de Serbia al cual se le quiere escindir usando tropas extranjeras.

Macedonia ha sido el último miembro en ser aceptado en la ONU. Kósovo es casi imposible que entre allí debido al veto ruso. Ella se une al club de países que hacen fila por entrar a ésta (Taiwán, Transdniestria, Chipre turco, Chechenia, Palestina, etc.). Mas, a diferencia de todos ellos, Kósovo podría entrar a la UE, convirtiéndose en su primer miembro no reconocido por Naciones Unidas.

Noticias relacionadas

Iglesias se hace con el control del gobierno español

“Los líderes adictos al poder son fáciles de detectar…La forma de vivir de estos líderes es siempre en estado de alerta y a la defensiva, en una serie de maniobras competitivas” Amy Leaverton

El martirio de los días para algunos

El talento hay que transformarlo en genio, y tampoco tenemos otro modo de hacerlo, que injertando decencia en la labor

Aciago y embarazoso 12-O para Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

La semántica y la fonética

V. Rodríguez, Zaragoza

Aforados y "aforahorcados"

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris