Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Tragedia balcánica

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 3 de marzo de 2008, 03:04 h (CET)
Alemania, Yemen y Vietnam se han reunificado y las dos Coreas aspiran a hacer lo mismo. Sin embargo, las dos Albanias están vetadas de seguir ese camino.

EEUU y la UE avalan la independencia de Kosovo siempre y cuando no se integre con Albania, con quien conforma una sola nación con la misma bandera, cultura y lengua.

A los serbios, igualmente, se les niega su derecho a reunirse en un solo gran Estado. Para EEUU y la UE el norte de Kosovo, contra la voluntad de su población serbia, debe quedarse en ese nuevo país y aceptar no seguir siendo parte de Serbia; la república de Srpska (que ocupa casi la mitad de Bosnia) no debe buscar querer reunificarse con Serbia; y lo que fue la República Serbia de Krajina debe aceptar el hecho consumado de que Croacia la anexionó limpiando étnicamente a toda su población.

Mientras tanto hay otras repúblicas que en los noventas votaron mayoritariamente por escindirse (Chechenia de Turquía; Transdniestria de Moldavia y el este turco de Chipre), pero que Occidente sigue vetando que sean reconocidas como Kosovo.

Noticias relacionadas

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz

Gentes con entusiasmo

¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIV)

La piedad es nuestra; la fe, de Dios

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris