Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Será "imbécil" o escaso de razón F. González?

Manuel Benítez (Algeciras)
Redacción
lunes, 3 de marzo de 2008, 03:18 h (CET)
El PSOE deambula como un fantasma cabreado entre el miedo, la crispación y el odio a una derecha culta, civilizada, democrática, libre y con la suficiente clase política para no caer en el insulto que deshonra a quien lo infiere.

Felipe González es un boqueras que ladra para no perder las influencias políticas socialistas y no quedar tan sólo en el recuerdo siniestro del hombre X. Como ZP, es político taimado, genética y patológicamente mentiroso, que debiera someterse a la férrea disciplina del silencio y a lo que otrora brindó al Estado de Derecho de nuestro país. ¡Qué no dice y ha dicho en su núcleo íntimo del que fuera bautizado por el muy inteligente Alfonso Guerra como “Bambi”!

Ahora, con la espaldas bien cubiertas por el dinero que siempre es maquiavélico y que termina en las manos del que mejor ha sabido manipular, allende de los océanos, se brinca en mítines pasionales y rancios, vociferando las maldades de la Inquisición y haciendo flaco favor a ese que arde –sus ojos- en un fuego verde esmeralda, con la sonrisa hueca y el embuste de las promesas por doquier.

El político sevillano, se presentó en la muy bella Málaga envuelto en la festividad del Día de Andalucía, acompañado torpemente por la deslenguada tonadillera política, Magdalena Álvarez, esa del “antes partía que dobla” , de cara muy dura y que balbucea, enfajada en los pantys, incoherencias con voz desagradable y sin el gracejo sin par que las andaluzas tienen.

González sabe que la inmigración es un problema de hecho si no se maneja con cautela y que Rajoy no dice memeces con el contrato que propone que no es de costumbres sino de respeto a la legalidad para, precisamente, respetar al inmigrante trabajador en su legalidad y no ser pasto del abuso del que le quiere explotar. Al tiempo, servirá para que el presunto inmigrante descontrolado no campee a sus anchas violentando los derechos de nuestra ciudadanía y con ese cheque en blanco que ahora posee para entrar, salir, vagabundear y cuando no delinquir.

Seguramente, sea el ex presidente el que esté alelado, aunque mucho nos tememos que forme parte de ese cable sólido que Zapatero ordenó tensionar y que él –F. González-, muy mediocre en la razón y en la cordura, estire…volviendo a las prácticas trasnochadas del felipismo y utilizando los medios del Estado en beneficio del partido y hasta volviendo a las corruptelas de Juan Guerra y sus socios de siempre. Manuel Chaves, el cabezón, sabe muy bien de lo que estamos hablando.

Noticias relacionadas

Jaque al Rey

Borbones en entredicho

¿En qué España nos han metido ustedes, señores?

“Madero ha soltado al tigre, a ver si puede domarlo” Porfirio Díaz

Gentes con entusiasmo

¡Qué misión más bella la de salvar vidas!

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIV)

La piedad es nuestra; la fe, de Dios

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris