Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Por qué los ocultan

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 2 de marzo de 2008, 08:59 h (CET)
Se habrá dado usted perfecta cuenta de que Aznar, Acebes, y Zaplana no aparecen por parte alguna. Llevamos ya casi media campaña electoral y ninguno de los tres ha participado en ningún acto electoral de cierta importancia. Su ausencia puede ser perfectamente entendida. Si a Rajoy, ya le está siendo difícil deshacerse de su imagen de mentiroso, imagínese usted lo complicado que le sería a dicho trío poder vender algo del contenido de su programa electoral con sus antecedentes. No les creerían ni en su propia casa.

Esta notable ausencia de los que otrora fueron los que llevaron ante los ciudadanos la voz cantante y eran la imagen del Partido Popular, se comprende perfectamente que no es más que una medida prudente de la derecha que sabe que estos tres no dan la imagen de una derecha moderada y centrada, aunque Rajoy tampoco la da, Rajoy da la imagen de una derecha desnortada a la que le va costando tirarse de encima la imagen de una derecha extrema, intolerante e intransigente, imagen que se ha ganado sobradamente con su política opositora basada en la crítica al Gobierno en lo que afecta al terrorismo y en querer convencer a costa de lo que sea, de que lo del Prestige, lo del Yak-42, lo de la Guerra de Iraq y lo del 11-M, fueron unos hechos trágicos en los que ellos, a pesar de estar gobernando, no tuvieron nada que ver.

Pero hay algo que los españoles debemos tener presente, que si gana Rajoy, cosa que no ocurrirá, el trío formado por Aznar, Acebes y Zaplana, resurgirá de sus cenizas cual ave Fénix y seria el que nos gobernaría a los españoles. Rajoy no es más que una simple marioneta cuyos movimientos salen de las manos que mueven los hilos: las manos de Aznar.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris