Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Así vi yo el Barça-Valencia

Mariano Estrada
Redacción
sábado, 1 de marzo de 2008, 21:27 h (CET)
Queridos amigos:

Estaba yo en mi casa, presidiendo una tarde de gozosa soledad, cuando irrumpe en ella mi hija con el desparpajo de siempre:

-Hola, papá
-Hola, Patricia
-¿Qué haces en el ordenador, no sabes que hay fútbol?
-Pues no, ¿quién juega?
-El Valencia y el Barça
-No me digas
-Sí, te digo, es la final de la Champions o no sé qué
-Será la final de no sé qué, porque la Champions no toca ¿No ves que no está el Madrid entre los contrincantes?
-Bueno, pues será la final de lo que sea, pero es a las diez. De modo que vete preparándote
-Pero si aún no son ni las nueve…
-Es igual, mientas te pones y te acomodas…
-¿Y dónde es, en el plus?
-No, en chanel nº 5
-Berlusconi
-No, listo: Grabrielle… ¿A que eso no lo sabías?

Como hablábamos de fútbol, creí que me quería fintar, así que me adelanté a la jugada:
-Y, claro, tú quieres el ordenador
-¿El ordenador? No ¿No ves que traigo el portátil?

¡Hostias! Estaba allí de pie, junto a mí, y el portátil le colgaba pesadamente del hombro. Pero juro que yo no lo había visto. Los hombres tenemos estas cosas, que no nos fijamos en los portátiles de nuestras hijas cuando se acercan a decirnos que hay fútbol, papá
-¿Lo ves en el salón o en la salita?
-¿Por qué me lo preguntas? Yo siempre lo veo donde me deja mamá…
-Pues entonces me voy al salón.

Finalmente, mi hija se fue a su casa. A mi mujer, que ya había vuelto, ni de lejos se le pasó por la cabeza que yo pudiera dirigirme al salón, con la bandeja. De modo que a las diez me puse a cenar, a mis anchas, frente al televisor de la salita. En la pantalla estaba forjándose una noche de fútbol. Lo que yo no sabía es que también iba a serlo de gozo.
-¿De gozo?
-Sí, porque hacía mucho tiempo que no veía jugar tan bien al Valencia
-¿Jugar tan bien? Pero si estaba todo el tiempo embotellado
-Ya, pero el embotellador, que era el Barça, no acertaba a ponerla en la red. Por algo sería
-¿Tú crees?
-Sí, lo creo firmemente. El Valencia ha jugado muy bien. Ha defendido con las uñas y con los dientes, pero sin arañar ni morder. Ha usado mucho los pies, pero no ha dado patadas a los contrarios. Ha jugado con intensidad, pero con nobleza. Vamos, que no ha hecho marrullerías ni italianadas. Ha tratado bien hasta al balón, al que ha tuteado con respeto.
-¿Y qué me dices del Barça?
-El Barça lo manosea, lo soba, lo acaricia, porque el balón es suyo.
-¿Entonces?
-¿Entonces, qué? El Barça juega de filigrana, eso ya lo sabemos, pero el Valencia supo estar en su sitio. Es cierto que perdió muchas pelotas en el medio del campo. Maduro jugó bien, Banega también, pero los delanteros, que a la postre resultaron letales, no hacían bien el enganche. Los fallos estaban ahí, pero en la defensa no hubo ninguno.
-Uno habría, por lo menos, ya que le metieron un gol
-Sí, pero Eto’o se la llevó con la mano
-O sea que hubo una injusticia
-No, yo lo dejaría en mala suerte. Es verdad que fue mano, pero el árbitro no la vio. Además, el Barça tuvo ocasiones y creo que el empate lo merecía. En todo caso, el Valencia puede estar satisfecho, porque empatar en el Camp Nou sabe siempre a victoria. Y, además de jugar bien, como digo, ahora tiene cierta ventaja para pasar a la final. A ver si no se arruga y la gana.

Por cierto, no era la final de la Champions, como dejó caer Patricia, era la semifinal de la Copa del Rey, que es una competición más modesta. Pero a Patricia ¿qué más le da? Ella pasa del fútbol, a pesar de que su pareja es forofo declarado del Barcelona. Lo siento, Pablo, lo habrás pasado mal esta noche… Porque el Valencia, que ha jugado a lo grande, ha sido un hueso muy duro. Enhorabuena al Valencia. Y que siga la racha.

Noticias relacionadas

Casas malditas

P. Alejandre, Badajoz

No es bueno, ¿por qué?

S. Madrid, A Coruña

¿Por qué tan dóciles a las modas?

E. Barrull, GIrona

Los despropósitos de pro-moción-ado Pedro Sánchez

J. Cruz, Málaga

Bilderberg: algo más que un club

A. Morillo, Badajoz
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris