Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No pasa nada

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
sábado, 1 de marzo de 2008, 21:27 h (CET)
En Alcorcón, municipio cercano a Madrid, regido por los socialistas, el único edificio emblemático de siglos pasados en el aspecto cultural, histórico, artístico y religioso, es la iglesia parroquial de Sta. María La Blanca. Ha sido declarada monumento histórico-artístico, en la categoría de inmueble, con información favorable de la Real Academia de la Historia y Bellas Artes de S.Fernando.

La Comunidad de Madrid aportó 30 millones para su restauración y posteriormente la ayuda de los fieles, de su bolsillo, otros 60 millones para su adecentamiento. Todos los nacidos en Alcorcón, y vecinos actuales, han mirado como cosa suya, con gran respeto y cariño, fueran o no practicantes, “la Iglesia del pueblo”, levantada, siglos ha, por sus antepasados.

Pues bien, en el muro de la misma iglesia, cercana a la puerta, por donde salen todas las procesiones y cofradías en Semana Santa, la salida de todo el público que asiste a los cultos y por donde, a diario, pasan todos los niños de catequesis con sus padres, han pintado, unos incultos y vándalos individuos, un enorme letrero con esta significativa leyenda: ”La mejor iglesia, es la ke arde”.

En el mismo Alcorcón, hay erigidos y abiertos bastantes lugares de culto para toda clase de creyentes: mormones, testigos de Jehová, adventistas, islamistas, etc, en los que, no me consta, hayan exhibido la misma o similar pintada.

Podría hacer, como sacerdote jubilado, celebrante a diario en esta iglesia más de 27 años, muchas consideraciones al respecto. Prefiero dejarlas al sentido común de los lectores. Quede constancia sólo del hecho y del modo culto, tolerante y democrático que usan ciertos individuos al defender los “derechos del pueblo”.

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris