Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

Yo, vuestro presidente, soy un necio

Ángel Sáez
Ángel Sáez
jueves, 28 de febrero de 2008, 07:23 h (CET)
(MIL MANERAS DE CÓMO EQUIVOCARSE)

“¿Qué alta inteligencia, si de verdad lo es, será incapaz de esbozar, de buena gana, una ingenua sonrisa y aun de soltar, de buen grado, una sonora carcajada al contemplar su propia caricatura?”. Emilio González, “Metomentodo”

Tanto el lema o la leyenda del título como las palabras del subtítulo tienen diversas variantes, por supuesto. Para no ser ni parecerle prolijo, desocupado lector, le daré un ejemplo de cada: “Yo, el presidente, soy un insensato” y “De cómo no acertar ni a la mil y una”.

Mi amigo del alma Evaristo Gómez, “Meteoro”, corresponsal de un periódico madrileño en la Ciudad de la Luz, París, acaba de mandarme un correo en el que me comenta que, en el país de los gabachos, con el que compartimos frontera por el norte (ellos, complementariamente, por el sur), están haciendo furor varios juegos, quiero decir que se están vendiendo (y comprando; la obviedad es manifiesta) como rosquillas en Cornago (La Rioja) por San Blas, un balón (punching-ball, con plataforma base de fundición) fabricado en poliuretano y las dianas para (carabinas de) balines y dardos, que llevan estampados sendas caricaturas del presidente de la República francesa Nicolas Sarkozy y, debajo de las susodichas, una o dos de las plurales versiones de las frases mentadas.

Me ha confirmado, asimismo (pues le consta y sabe de buena tinta), que hay, al menos, dos emprendedores españoles que ya han invertido una sustancial suma de dinero en el proyecto, con el propósito de exportar la idea a España. Las caricaturas hace tiempo que le fueron encargadas a un humorista (ya sabe usted; según “George Burns”, seudónimo de Nathan Birnbaum, “quien nos hace reír es un cómico. Quien nos hace pensar y luego reír es un humorista”) de prestigio y están hechas. Incluso ha trascendido que han pergeñado dos lemas (“Mariano, servidor, defraudador” y “El menda, Zapatero, otro embustero”). Están a la espera de ver cuál es el resultado que arrojan los comicios generales del próximo 9-M, para decantarse por el ganador.

El dueño de la compañía gala que fabrica y comercializa los mencionados juegos en Francia nunca imaginó que las caricaturas y los mensajes que portan los citados iban a reportarle tan pingües beneficios. Aún no ha dado (porque acaso no la haya) con la razón incontrovertible e integral que explique el hecho. Es más, ha desistido o renunciado a hallar la tal. “Es un misterio”, ha concluido, reconociendo su incapacidad para encontrar el razonamiento irrefutable.

(Adenda: Evidentemente, entiendo que todo congruente lector que haya llegado hasta aquí habrá colegido lo obvio, que este añadido sobraba, porque está claro, como el agua cristalina, que este texto contiene una simple y sencilla ficción.)

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris