Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

Guitarras acústicas y una voz ronca, los pilares de Chuck Ragan

J.M. Vilches Alonso
Redacción
viernes, 29 de febrero de 2008, 23:00 h (CET)
Intérprete: Chuck Ragan
Álbum: Feast or Famine
Sello: SIdeOneDummy
Año: 2007





Portada del álbum.




Chuck Ragan fue vocalista de la poco conocida banda de punk Hot Water Music durante la década de los 90, aunque es ahora en solitario cuando parece llegarle algo de reconocimiento después de un segundo trabajo tan formidable como el que nos ocupa. Su primer trabajo “Los Feliz” fue grabado en directo y muchos de los temas que componían aquel álbum han sido ahora regrabados para este disco.

Guitarras acústicas y sobre todo una voz ronca, poderosa y con muchísima fuerza son los pilares del sonido del señor Ragan, aunque en “Feast or famine” conviven otros instrumentos como violines, pianos, banjos o acordeones. Contiene arreglos realmente inteligentes y se hace acompañar de una banda sutil pero efectiva. Pero seguramente estas canciones no perderían un ápice de fuerza y sentimiento ejecutadas tan sólo con una guitarra algo desafinada y la tremenda voz de Ragan.




Chuck Ragan.




El álbum abre con uno de los temas más potentes y pegadizos, “The Boat”, unos pocos acordes y una mano derecha que lleva un ritmo casi hipnótico, capaz de meterse en tus oídos para permanecer ahí unas pocas semanas. Con “Broken ears” y “California burritos” el tono festivo se incrementa con estribillos concebidos para corear y bailar sin cesar. “Do you pray” y “Don’t cry” son composiciones que siguen la senda de las anteriores con ese sonido característico del folk americano más alegre y melancólico. Pero también hay espacio para baladas emotivas que recogen lo mejor de los primeros años de Dylan como “Geraldine”, que cuenta con la colaboración de la estupenda voz de Jolie Holland.

En “Feast or Famine” tenemos a un músico experimentado en plena madurez compositiva que se desprende en sonidos acústicos y una voz profunda, grave y llena de sinceridad e intimismo. Folk de café, humo, noches en vela y sobre todo repleto de verdad.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris