Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crónica Concierto   -   Sección:   Revista-musica

Emotiva actuación de Dorian en el Paraninfo de la Universidad de Alicante

Alba Peña
Redacción
viernes, 29 de febrero de 2008, 23:00 h (CET)
Era el 20 de Febrero de 2008, el lugar, el Paraninfo de la Universidad de Alicante, aproximadamente las ocho menos cuarto de la tarde. Un guardia de seguridad da la señal a la pequeña multitud que, nerviosa, espera impaciente poder entrar al auditorio, yo entre ellos.




Marc a la guitarra.




Nos apresuramos y cogemos sitio en primera fila, el espectáculo así lo merece. Una voz por megafonía nos avisa que faltan cinco minutos para que comience el concierto, y el público se revuelve, deseoso de que sea ya la hora, en sus asientos.




Bart, el bajista.

Por fin, se apagan las luces y comienza la magia. Cuatro figuras se mueven entre las sombras y los acordes comienzan, las luces se encienden y podemos ver a Marc, Belly, Bart y Jor bañados en una luz roja e interpretando “El futuro no es de nadie (remix)”. Marc destila energía con cada uno de sus movimientos, Bart parece haberse fundido con su bajo, Belly nos regala sonrisas desde detrás de su Mac y Jor pone la fuerza en cada canción. Termina el tema y Marc nos invita a ponernos de pie y disfrutar el concierto diciendo “Las reglas están para romperlas y no sería la primera vez que la liamos en un auditorio”, todo el público nos levantamos y comenzamos a cantar y bailar con Marc “Más problemas”. Alimentado por el entusiasmo, Marc parece crecerse y da lo mejor de sí mientras nos invita a perdernos en “La noche espiral” con él.




Marc tocando la pandereta.




Tiempo de descanso, charla unos minutos con el público, nos pregunta qué estudiamos y hace gala de su simpatía cuando nos responde, y toca el turno del siguiente tema, “Tan lejos de ti”. Observo a Belly, enfrascada en sus programaciones; a Bart, que parece haber fusionado su cuerpo con su bajo; a Jor, marcando el ritmo incansablemente, y a Marc, que cierra los ojos y parece dejarse llevar por las olas y, mecido suavemente por ellas, nos cuenta lo que “Dicen” y nos lleva de la mano a “La playa bajo el asfalto”.

Respiramos hondo y despertamos del dulce sueño, es hora de bailar, moverse y disfrutar mientras los Dorian al completo afirman “Te echamos de menos”: el auditorio tiembla y parece caerse de emoción cuando Marc salta y se mezcla con el público, entre risas y abrazos.




Belly.




La canción termina y rápidamente vuelve al escenario, para ser nuestro guía a “Cualquier otra parte” y llegar juntos “Al final de la escapada”. Recupera su guitarra y nos obsequian con un medley de “10.000” metrópolis y “desorden”, que imprimen un toque mucho más enérgico a la primera. Con los últimos acordes, Marc nos cuenta que hace unos meses presentaron su disco “El futuro no es de nadie” en Alicante, y tardaron casi un año en volver a casa, nos da las gracias por ser “un público acojonante”, en sus propias palabras y se despiden.




Jor y Marc.



Pero no estamos dispuestos a dejarles marchar todavía, aún tenemos ganas de más Dorian y más música, y ellos reaparecen entre nuestros vítores, para obsequiarnos con “Solar”, de su primer disco, y “Corta el aire”.

Apurando los últimos acordes de la canción, Marc nos canta “De la vida que soñamos aún nos queda lo mejor”, cierra los ojos y se apagan las luces. El auditorio parece quebrarse ante los aplausos que lo inundan todo, se cogen de las manos, nos saludan y se van, dejándonos para siempre el recuerdo de un concierto inolvidable.




Alba, junto algunos de los componentes de Dorian.




Fotografías por Alba Peña, retocadas por Iris Laguna.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris