Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Estados Unidos   -   Sección:  

Las Vegas, diversión non stop

Graciela Padilla Castillo
Redacción
viernes, 29 de febrero de 2008, 23:00 h (CET)
Steven Soderbergh decidió que Ocean´s Thirteen tenía que volver a los orígenes. La última entrega de la trilogía sobre la pandilla liderada por Danny Ocean (interpretado por George Clooney) regresaba al primer escenario, el mejor de los posibles para hablar de casinos. Como reza el famoso cartel: “Bienvenidos a la fabulosa ciudad de Las Vegas”. Empieza la diversión en la ciudad norteamericana que, con permiso de Nueva York, nunca jamás duerme. Las Vegas funciona las 24 horas del día. Al caer el sol, sus luces, espectáculos y mesas de juego te estarán esperando.

Precisamente, llegué a la ciudad más famosa de Nevada por la noche. Un avión de United Airways me llevó desde Los Ángeles. La primera sorpresa fue meteorológica. A las diez y media de la noche, la temperatura era de 45 grados centígrados. Ciertamente, era agosto, el mes más caluroso del año para los españoles. Pero Las Vegas no entiende de estaciones. Está en medio del desierto y les recibirá con la misma temperatura en cualquier época del año.

En el aeropuerto hay una larga hilera de taxis y limusinas. La ciudad está proyectada por y para el turismo y si quiere gastar, puedo hacerlo desde que pisa su suelo, alquilando cualquier vehículo soñado. Después, el hotel. Sea cual sea, hay que alojarse en alguno del Strip, la avenida y arteria principal de la ciudad. En CSI Las Vegas aparece larga, inmensa e iluminada a golpe de rock. Y no hay nada a los lados. Del aeropuerto al Strip y ahí, a elegir posada. Debido a las continuas visitas de turistas de todo el país, los hoteles envejecen rápidamente.

Por ello, es altamente recomendable alojarse en el edificio más nuevo: el Whynn o el Planet Hollywood, mejor situado, con mejores espectáculos y toda una milla llena de tiendas (The Miracle Mile). Alrededor, los clásicos: Bellagio, Mirage, Treasure Island, Paris, MGM, Excalibur, o el colosal Caesars Palace, visita megalómana obligada. Lo mejor es conocerlos todos de noche, cenar en sus restaurantes y comprar entradas para alguno de sus espectáculos.

Artistas reconocidos a nivel mundial dedican algunos meses de su carrera profesional para actuar sólo en Las Vegas. Actualmente, pueden ver a Celine Dion, Elton John y Cher; sin trampa ni cartón, a pocos metros de las estrellas, en anfiteatros construidos sólo para su disfrute. ¿Quién puede negarse a esta oportunidad única en la vida?

Espectáculos para todos los gustos
Si no hay dinero o tiempo para los espectáculos de pago, siempre podemos acudir a los gratuitos. Su condición de entrada libre no debe engañarles: son igualmente espectaculares. Leones en el MGM, lucha de piratas en The Treasure Island, show circense en el Circus Circus o el clásico baile de las fuentes en la entrada del Bellagio, inmortalizado en decenas de películas. Todo huele a celuloide. Hay un espectáculo cada hora y la música, los colores y la composición son distintos en todas las ocasiones. Puede sentirse protagonista de una comedia romántica si presencia el espectáculo junto a su pareja, al borde de la famosa balaustrada blanca. Y si quiere más romanticismo, siempre existe la posibilidad de un paseo en góndola. No es broma, Venecia y sus canales han sido transportados y reconstruidos casi a escala real en The Venetian. Sus gondoleros hablan mejicano, pero la artificialidad paradójica es parte del espectáculo.

Aún quedan dos asuntos por resolver en Las Vegas. El primero son las compras. Hay boutiques de lujo en los principales hoteles, souvenires en Bonanza, pósters y objetos cinematográficos reales en el Planet Hollywood, kilos de chocolatinas en M&M’s World y todo el merchandising imaginable sobre la bebida más famosa del mundo en The Coca-Cola Store. El último asunto, la comida, también es protagonista en Las Vegas. Les recomendarán algún bistrot francés del Caesars o del Paris. Pero lo mejor es ir a uno de los múltiples buffets. Por menos de 15 dólares, probará la gastronomía de todos los países del mundo sin salir de un único hotel. Todo en Las Vegas se hace a lo grande, así que preparen su estómago y su bolsillo.

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris