Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Rajoy más gobernante, Zapatero más político

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
jueves, 28 de febrero de 2008, 07:00 h (CET)
Las encuestas precipitadas podrán decir lo que quieran y las habrá para todos los gustos. Suelen reflejar la opinión de quienes las encargan o las realizan, sean diarios, televisiones, radios o partidos. Ante acontecimientos políticos como el último importante debate entre el presidente del Gobierno y el líder de la Oposición nadie és neutral. Las encuestas y las opiniones sobre la marcha valen de poco, cuando no obedecen claramente a intenciones intoxicantes.

Cuando estos encuentros televisivos se saldan con un cierto equilibrio –como parece fué el caso-, todos intentan desequilibrar a su favor la balanza para apuntarse el tanto. Así es la política, así son los políticos y así se comportan sus seguidores o simpatizantes. Y acaban contagiando de parcialidad a la ciudadanía. Pero un debate, duro y de cierta altura, como el del lunes merece un análisis sosegado.

No valen las simples impresiones, aunque las impresiones también cuentan. Y una de las ofreció el primer ‘cara a cara’ Zapatero-Rajoy, fué que Rajoy atacaba con dureza y argumentos y que Zapatero se defendía bien con dureza y menos argumentos. Rajoy apareció convencido y bastante convincente. Zapatero intentó, con bastante éxito, aparentar también ambas cosas. Es difícil valorar la sinceridad de uno y otro. Y como la captó la audiéncia. Aunque se intuye.

Zapatero –que en algún momento parecía preocupado- seguramente es más político que gobernante; Rajoy –que presentaba puntos débiles-, quizás más gobernante que político. ¿Un combate que acabó en tablas? Habrá que esperar al segundo -el próximo lunes- para desempatar.

Mejor no sacar conclusiones precipitadas, a medio desafío en dos actos, entre un peso pluma muy hábil y un peso muy pesado.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris