Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Dictaduras comunistas hereditarias

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 27 de febrero de 2008, 06:45 h (CET)
Claro que también podría haber titulado “Gerontocracias hereditarias”. Porque ahora toca Cuba, pero podríamos haber estado hablando de Corea del Norte. La Unión Soviética también era una gerontocracia, aunque no hereditaria, lo que a los rusos les daba exactamente igual. Entre comunistas quedaba todo, todo nacía y moría en la dictadura del proletariado y los inviernos en el archipiélago GULAG eran igual de duros, gobernase quien gobernase, se llamase como se llamase.

En un requiebro del comunismo a la Historia cuando las dictaduras comunistas tienen que afrontar “el hecho sucesorio” eligen enrocarse en la propia familia del dictador. Antes Corea del norte, ahora Cuba del Caribe. La familia que se promociona unida permanece unida... en el gobierno.

Cincuenta años en el poder, qué amor al trabajo, con las ganas que tengo yo de jubilarme. Castro se empezó a morir hace diecinueve meses y ha nombrado heredero a Castro. Que viva Castro, dicen los Castro. Al menos la dictadura franquista no nos dejó como Jefe del Estado al marqués de Villaverde, aunque habría estado divertido contar cuántos chistes hacíamos los españoles de tal suceso. En España éramos unos cachondos que hacíamos chistes sobre la dictadura, que era una forma de sobrellevarla.

De Castro a Castro y gobierno porque me toca. No sé si en Cuba estarán haciendo chistes al respecto, la herencia genética y cultural española que tienen inclina a pensar que sí, pero las carencias que sufren me llevan a pensar que no, con el estómago vacío es difícil buscarle la gracia a la vida. El caso es que como todos sabíamos, no hay sorpresas, Raúl Castro sucede a Fidel, ni mucha vida ni un largo futuro parece que le aporte a la penúltima dictadura del proletariado que va quedando. Si las dictaduras, la de Franco fue un muestra, no suelen enmendar problemas, sino aplazarlos, éste es un claro ejemplo.

En Cuba no ha habido debates en las teles para que los ciudadanos pudieran elegir presidente, pero tampoco tiene mayor importancia, los debates no suelen servir para mucho. El que sea mejor orador, más telegénico o insulte mejor a su adversario no tiene por qué ser el mejor presidente, ni más honesto ni más capaz, eso que se ahorran los cubanos. Directamente, sin tapujos ni medias tintas, setenta y seis años sustituyen a ochenta y uno, inexperto no parece que sea el nuevo presidente, toma relevo generacional a la cubana. Fuera de eso se acabó la novedad, está por ver todavía que con una dictadura comunista se pueda acabar desde dentro, será un reto histórico para el comunismo. A Raúl Castro le ha tocado hacer de Adolfo Suárez, pero con Franco-Castro en vida, observando, tomando nota y… escribiendo en Granma.

¿Y después de Raúl, quién? ¿Los hijos secretos de Fidel? Chávez ya se ha postulado para cuando se produzca el siguiente “hecho sucesorio” enviando aplausos y abrazos a todo el que pasaba por La Habana en ese momento. Claro que si falla Chávez, cualquiera de los entusiastas fans que los Castro tienen en la plataforma de cantantes, artistas y varios que apoyan a Zapatero puede sustituirle.

Noticias relacionadas

Proverbio árabe

Podemos lleva cuatro años atacado furibundamente por todos

La lista electoral como arma

​En el momento político actual, parece que en algunos partidos está ocurriendo lo mismo: La facultad-arma de hacer listas electorales condiciona todo

Torra burlándose del Gobierno, la Junta electoral y España. ¡Cáspita!

El señor P.Sánchez y su gobierno, con la señora Celaá de encubridora oficial de chanchullos, no han hecho, hacen ni harán nada para parar al independentismo del señor Torra. Tienen demasiado que perder

Naturaleza humana

Existen muchas formas de entender la naturaleza humana

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris