Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Tottenham o el efecto Juande

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 26 de febrero de 2008, 06:13 h (CET)
Los dirigentes del Tottenham Hotspur, equipo con historia pero en la actualidad de ‘medio pelo’ en la Premier, se deben estar frotando las manos y brindando con manzanilla de la buena. Acaban de ganar la prestigiosa Carling Cup nada menos que al poderoso Chelsea de Abramovic y con el español Juande Ramos en el banquillo, el técnico de moda en Europa.

Está claro que la operación de su fichaje –económicamente hablando- fue carísima para los ingleses y una lluvia de millones para los sevillistas, pero aquéllos ya han empezado a rentabilizarla con un título de relumbrón en Gran Bretaña que abre a Juande Ramos las puertas de la renovación y del respeto del fútbol inglés.

Si Rafa Benítez –por cierto, qué pedazo de entrenador nos estamos perdiendo en España- y la armada invencible de jugadores ibéricos abrieron una senda en las Islas con su Spanish Liverpool, Juande Ramos ha apuntalado nuestra forma de ver el fútbol, nuestro método y nuestra mentalidad. El Tottenham ganó al favorito Chelsea por psicología, ésa que tan buenos frutos le dio a Juande con un Sevilla supercampeón.

Juande no sólo ha exportado experiencia y metodología. Es mucho más que eso. Cuando llegó se encontró con un equipo de ‘gordos’ que no se movía ni jugando al mus. Y, claro, les quitó esas comidas lamentables que se gastan los ingleses, esas salsas de tomate y esas ‘cartucheras’ con las que no iban a ningun lado. Aportó disciplina dentro y fuera, aportó trabajo, aportó valores… y los resultados no han tardado en llegar.

El Tottenham estaba en los puestos de descenso y ya está en mitad de la tabla. Pero el triunfo del domingo en la Carling Cupo abre una nueva era para un modelo calcado al del Liverpool de Benítez. Juande es un tipo con ojo. En enero fichó al ex madridista Woodgate –que aquí no dio pie con bola- y éste, agradecido, le regala el gol de la Carling. Impresionante.

Seguro que a José María Del Nido no le habrá gustado nada el éxito de Juande Ramos, entre otras cosas porque le dejó plantado esta temporada por un proyecto y unos euros nada desdeñables. Y eso al presidente sevillista no le gusta nada. Pero bueno, cuando uno está arriba los enemigos siempre se reproducen.

Ahora lo que importa es que hay dos entrenadores que están triunfando en el pionero fútbol inglés. Nosotros, mientras, nos tenemos que conformar con Luis Aragonés en busca de un nuevo desdén en la Eurocopa. Se impone un cambio de idea a todos los niveles. No, no se trata de traerse un Capello para la selección sino un técnico español joven, nuevos futbolistas y, si me lo permiten y sin que nadie se de por aludido, nuevos dirigentes que giren el timón de nuestro equipo nacional. Ya, ya sé que Benítez o Juande son una utopía. Vale, pues yo voto –al minuto de irse Luis- por Emery o Marcelino que, con dos zodiacs, le están plantando cara a los titanics de nuestro fútbol.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris