Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntivas   -   Sección:   Opinión

Investigaciones fascinantes

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
lunes, 25 de febrero de 2008, 06:10 h (CET)
Hace ya un cierto tiempo, decía el capitán Nemo: “No son nuevos continentes lo que necesita el mundo, sino nuevos hombres”. La agudeza de Julio Verne, ya expresaba, de esta manera, la importancia de una buena ORIENTACIÓN para las búsquedas; la elección necesaria entre las simples novedades o unas cualidades de consideración. Por que, “buscar pa ná”, o bien “Pa más desastres”. ¿Debemos implicarnos en la consecución de esas buenas cualidades? ¿Debemos limitarnos a los hallazgos espontáneos, sin filtros de ninguna clase? No es pequeña la disyuntiva. Por que estamos muy necesitados de cualidades en uno de los platos de la balanza, pero también muy hartos de censores y manipuladores de tres al cuarto, que intentarán imponernos sus caprichos, como han hecho en toda la historia. ¿Qué decimos nosotros? Me parece que pasamos del asunto, permanecemos al pairo de los acontecimientos, felices y abúlicos, con lo que tengan a bien aportarnos la técnica y los caprichos mencionados. ¿Es esto suficiente? ¿Debe ser así?

Suele decirse eso de que, si algo puede realizarse, se hará; como ratificando el dominio de la técnica sobre las posibles bondades o maldades derivadas de ese uso.

Forma parte constitutiva de la disposición humana, investigaremos cada uno de los recovecos de la naturaleza. Desde este simplismo, se asume la afirmación sectorial, esa anulación tendenciosa de otras razones (El SILENCIAMIENTO), también humanas e imprescindibles para una buena convivencia. Después, cuando nos demos cuenta, llegamos tarde, se nos esfuman de las manos, mientras discutimos los procedimientos.

No me gusta nada cuando el investigador nos engaña. Se usa mucho eso del único procedimiento para el logro de ciertos objetivos; cuando es mentira y existen otras alternativas. Tampoco, sí lo que intentan es un juego de dioses, sin importarles las posibles complicaciones derivadas de sus trabajos. Si se inmiscuyen políticas o desvergüenzas, la situación se emponzoña a pasos agigantados. Hoy saco a la palestra unas INVESTIGACIONES, unas antiguas y otras recientes, de características ENCOMIABLES, de las que encienden la ilusión en la técnica; sin argucias, ni engañifas desleales.

Primero, un recuerdo, el de Jérôme Lejeune, premio Nobel y genetista. Metido de lleno en el estudio de esos fetos de pocos días que ya son portadores de su propio ADN, genes y otras características individuales. Para él, no era posible la tergiversación de esa vida. Sus trabajos, no se encaminaban a la interrupción de esa vida, eso para él era intocable. Sus inquietudes se dirigían a terapéuticas intrauterinas, a la reparación de alteraciones genéticas. Esa defensa de la vida, esa lucha por la curación de enfermedades, por pura lógica, convierte en creíble a los Derechos Humanos. Por eso me parece elogiable esa actitud diáfana en la lucha por los humanos, sin exclusiones. El que ahora se lleven otros subterfugios, también desluce unos pretendidos criterios generales.

Desde Harvard nos llegan unos trabajos recientes (Nature, Enero 2008) con un talante de sinceridad investigadora, que debiera sacar los colores de la vergüenza a ciertos ministros y científicos endiosados hasta la estupidez. Los resultados publicados consiguen una REPROGRAMACIÓN celular, que define las nuevas características de esas células. Resalto el hecho en sí, por lo significativo , de cara a futuros logros. Han actuado sobre fibroblastos sencillos del tejido conjuntivo, sin alharacas propias de unas polémicas alimentadas por las ideologías tendenciosas. ¿Qué han conseguido?

No entro aquí en detalles técnicos de factores y nomenclaturas enrevesadas. Baste con la constatación de que se obtienen líneas celulares con diversas propiedades, unas más epiteliales, otras propiamente viscerales y hasta óseas. Desde los fibroblastos obtienen otras células. Uno de estos grupos conseguidos, son células pigmentadas de la retina. Nos lanzan al sueño de posibles estudios posteriores para la solución de problemas oculares. Algunas de las formaciones obtenidas muestran actividades contráctiles, semejantes a las del miocardio; cualquiera podrá intuir las posibilidades que abren de cara a las cardiopatías, insospechadas. En este apartado, incluiríamos horizontes halagüeños de cara a ciertas enfermedades musculares degenerativas, secuelas de accidentes o lesiones deportivas.

Así mismo, desde aquellos fibroblastos inespecíficos, se consiguieron modificaciones suficientes para la agrupación de rosetas –agrupaciones- de céluas neurales. Las secuelas de los accidentes cerebrovasculares, los procesos degenerativos amenazantes, abren sus perspectivas tras estos hallazgos. Es un área proclive a muchos padecimientos, por eso el alborozo de unas esperanzas será mayor.

Se logran tejidos cartilaginosos, con unas orientaciones apropiadas hacia procesos articulares, por la regeneración de estas estructuras. Algunos beneficios en este sentido, repercutirían en el alivio de sufrimietnos reumáticos, otros combatirían el simple deterioro articular. Hemos de añadir la obtención de epitelios similares a los bronquiales. Es decir, todo un vuelco, orientado a una reproducción de células y tejidos, abiertos a futuras necesidades.

La obstrucción de las arterias en las extremidades inferiores, además de una serie de padecimientos, pueden abocar a unas progresivas amputaciones de las partes que quedaron sin riego sanguíneo. Para estos pacientes, la Universidad de Northwestern (Chicago), lleva a cabo un ensayo para la utilización de células madre dirigidas a la reparación de esos tejidos lesionados. Es un camino prometedor.

Otro asunto interesante se relaciona con la GENÓMICA nutricional. Según las moléculas genéticas de una persona, responderá a una dieta de forma peculiar, y por ello, con unas consecuencias determinadas. Si se ahonda en este conocimiento, se podrán recomendar dietas especiales para cada sujeto, según sus caracteres genéticos. Esto ya sirve en enfermedades como la fenilcetonuria, la dieta correcta evita retrasos mentales en el futuro. Seguiremos las publicaciones de Corella (Universidad de Valencia) y otros, para la captación de avances en este sentido.

Las investigaciones de talante endiosado, carácter libertario y anárquico, nos introducen en una esclavitud o servilismo a los ciudadanos, sometidos a las arbitrariedades de esos científicos. Constituyen una fuente de manipulaciones.

Por ese motivo, relucen con un brillo más intenso, aquellos trabajos desarrollados con transparencia, con planteamientos reparadores y preventivos, siempre muy cercanos a los individuos, como entes a tener en cuenta. Por su fuerza científica y sus planteamientos de servicio, son para mí las investigaciones auténticamente fascinantes.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris