Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Zapatero y el sexo de los ángeles

Manuel Benítez (Algeciras)
Redacción
lunes, 25 de febrero de 2008, 06:51 h (CET)
Rodríguez Zapatero es un político que cuando habla en dialogo o en monologo, propina como una hachazo a la palabra, pues, al pensar dos veces lo que tiene que decir, entrecorta sus frases en pautas prolongadas que inquietan al interlocutor expectante. Por ello, es un muy mediocre orador, necesitado de empujones en su oralidad castellano-leonesa.

Independientemente, el PSOE –no le queda más remedio-, le encumbra como un dirigente/líder que procesiona de mitin en mitin, vociferando ambigüedades y toda una palabrería trasnochada de lo que fue aquella división lacerante entre la derecha y la izquierda.

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, Rajoy, si es cauto y hábil, debe desmontar en los próximos debates televisivos, la demagogia parlante del presidente, que cifra sus arengas entre el antes y el después, la progresía y el futuro, el avance o el retroceso, la derecha o la izquierda, el ser o no ser…Vemos que, como todo charlatán, no dice absolutamente nada ni baja al ruedo de los problemas y las soluciones reales. Es decir, se machaca intentándonos explicar el sexo de los ángeles.

En realidad, ZP, es un mal “socialista” que usa la verborrea a la antigua para crear sólo supuesta crispación que divida. Su traca de fuegos artificiales, resuena a petardo mojado, alejada de la eficacia política que requiere nuestro país. Es político veleta, que se dice, se contradice y se desdice. Es malévolamente mentiroso, de sonrisa hueca y la garantía de su palabra política, ha quedado anulada por sus acciones en esta legislatura. La escuela socialista, genuina y auténtica, no debe dejarle ir más allá. El prestigio de aquellos que enarbolaron de verdad la bandera de la libertad y el progreso, debieran retirarle definitivamente para no hacer añicos las conquistas ganadas con sangre, sudor y lágrimas, como dijera Sir Winston Churchill.
Señor Rodríguez Zapatero, los ángeles no tienen sexo. Quizá, usted lo encuentre en los retablos de aquellas iglesias en las que su esposa entona y canta una música celestial.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris