Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Zapatero y el sexo de los ángeles

Manuel Benítez (Algeciras)
Redacción
lunes, 25 de febrero de 2008, 06:51 h (CET)
Rodríguez Zapatero es un político que cuando habla en dialogo o en monologo, propina como una hachazo a la palabra, pues, al pensar dos veces lo que tiene que decir, entrecorta sus frases en pautas prolongadas que inquietan al interlocutor expectante. Por ello, es un muy mediocre orador, necesitado de empujones en su oralidad castellano-leonesa.

Independientemente, el PSOE –no le queda más remedio-, le encumbra como un dirigente/líder que procesiona de mitin en mitin, vociferando ambigüedades y toda una palabrería trasnochada de lo que fue aquella división lacerante entre la derecha y la izquierda.

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, Rajoy, si es cauto y hábil, debe desmontar en los próximos debates televisivos, la demagogia parlante del presidente, que cifra sus arengas entre el antes y el después, la progresía y el futuro, el avance o el retroceso, la derecha o la izquierda, el ser o no ser…Vemos que, como todo charlatán, no dice absolutamente nada ni baja al ruedo de los problemas y las soluciones reales. Es decir, se machaca intentándonos explicar el sexo de los ángeles.

En realidad, ZP, es un mal “socialista” que usa la verborrea a la antigua para crear sólo supuesta crispación que divida. Su traca de fuegos artificiales, resuena a petardo mojado, alejada de la eficacia política que requiere nuestro país. Es político veleta, que se dice, se contradice y se desdice. Es malévolamente mentiroso, de sonrisa hueca y la garantía de su palabra política, ha quedado anulada por sus acciones en esta legislatura. La escuela socialista, genuina y auténtica, no debe dejarle ir más allá. El prestigio de aquellos que enarbolaron de verdad la bandera de la libertad y el progreso, debieran retirarle definitivamente para no hacer añicos las conquistas ganadas con sangre, sudor y lágrimas, como dijera Sir Winston Churchill.
Señor Rodríguez Zapatero, los ángeles no tienen sexo. Quizá, usted lo encuentre en los retablos de aquellas iglesias en las que su esposa entona y canta una música celestial.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris