Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El eslogan del PP

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 24 de febrero de 2008, 08:50 h (CET)
Querido lector: Le supongo informado de que en las elecciones celebradas el pasado mes de septiembre en Guatemala, el Partido Patriota de Guatemala (PPM) liderado por el ultraderechista general Otto Pérez, se presentó, con poca fortuna, a dichos comicios bajo el lema de “Mano dura, cabeza y corazón”. Dicho eslogan fue creado por Antonio Solá, que da la casualidad que es el asesor de campaña de Mariano Rajoy y por tanto del Partido Popular de España (PPE). El susodicho asesor no se ha calentado mucho la sesera y ha metido su eslogan en la campaña del PPE, pero eso sí, para disimular un poco ha suprimido lo de “Mano dura”. No es que lo haya desechado por que piensa que eso de mano dura no va con el PPE, sino que conocedor, pienso yo, de las gentes que dirigen este partido, habrá llegado a la conclusión de que lo de la “Mano dura” es algo que los populares españoles saben utilizar muy bien ya que entre sus dirigentes hay verdaderos especialistas en eso de tirar la piedra y esconder la mano. La mano se sacará cuando ellos lo consideren oportuno y conveniente para sus intereses partidistas. Muy probablemente el creador del eslogan lo haya aplicado al Partido Popular por que estos siempre van presumiendo de patriotas, al igual que los del Partido Patriota de Guatemala, y además tiene algún que otro extremista metido entre sus dirigentes. Creo que no hace falta dar sus nombres. Son más que conocidos por sus hechos.

Pero resulta curioso; la actual derecha española, sin que esto quiera decir que no es la misma de siempre, por que lo sigue siendo, se apoya mucho en gente relacionada de una u otra forma con la extrema derecha. No esta de más recordar que el argentino Rodolfo Almirón, preso en España y próximo a ser extraditado a Argentina por estar acusado de delitos de lesa humanidad y genocidio cometidos por la Triple A de la cual se le considera el cabecilla y que además se le considera también responsable de las muertes del diputado peronista Rodolfo Ortega Peña, del sacerdote Carlos Múgica, del profesor Silvio Frondizi y del subjefe de la Policía de Buenos Aires, Julio Troxler, a más de estar acusado de participar, en mayo de 1976, en los sangrientos sucesos de Montejurra, en Navarra, donde pistoleros de extrema derecha dispararon contra varios carlistas progresistas y mataron a dos; con tan “brillante” historial, en 1983 sale a la luz que tan “ilustre” personaje trabajaba como jefe de la seguridad del entonces líder de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne. Como se puede ver y repito, la derecha española no tiene inconveniente alguno en confiar su seguridad y sus campañas electorales a personajes que, como antes he dicho, están, o han estado, relacionados de una forma u otra con la ultraderecha. Tampoco es para extrañarse por ello.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris