Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Antes muertos que sencillos

Josep Esteve Rico
Redacción
sábado, 23 de febrero de 2008, 07:17 h (CET)
Que los musulmanes ceutíes y melillenses son y se sienten españoles, es una evidencia. No dudo que habrá algunos que simpaticen con Marruecos y con una supuesta e hipotética soberanía marroquí sobre ambas ciudades, aunque son los menos; diríamos que residuales, minoritarios y testimoniales. Sin confundir que, cuando la mayoría del sector musulmán en Ceuta y Melilla habla de la existencia de un vínculo con el país vecino es, en materia religiosa y no con connotaciones político-administrativo-territoriales porque el sultán alauita es el "príncipe de los creyentes" y por tanto, jefe religioso como lo es por ejemplo, el católico Papa. A nadie que se precie de "católico, apostólico y romano" se le ocurre pronunciarse sentirse italiano por mucho que el jefe de la Iglesia se halle en Italia, en Roma.

El problema surge cuando unos pocos musulmanes utilizan la separación de poderes religión-política, Iglesia-Estado o Islam-Estado, para hacer apología anexionista, soberanista e imperialista reivindicando para Marruecos unos territorios que jamás le pertenecieron. A éstos hay que unir las células integristas islámicas y terroristas que reclutan en Marruecos -e incluso en Ceuta y Melilla, también- a jóvenes desencantados con el régimen alauita inyectándoles el germen de la antiespañolidad mezclado con dosis de odio, visceralidad e intransigencia. Caldo de cultivo para sembrar desestabilización en las dos ciudades y alrededores fronterizos así como para tensar la cuerda de las relaciones diplomáticas España-Marruecos y presionar mediante movilizaciones soberanistas marroquinistas.

A todo ello, corre el rumor de que Rabat espera que gane las elecciones el PSOE para iniciar una "hoja de ruta" y negociar, más que la "devolución" -no se puede devolver lo que jamás tuvo- la soberanía compartida, la doble nacionalidad y el que la bandera marroquí ondee en Ceuta y Melilla junto a la española. Algo parecido a lo que en su día recogía el texto del "Plan Ibarretxe", a la propuesta última que España reivindicó para Gibraltar o similar al status de Andorra. Un diario peninsular se hizo eco del rumor y lo dió casi por hecho que sucederá, aunque muchos dudamos de que se haga realidad porque las españolas ciudades nortefricanas no reúnen las mismas condiciones que la Roca, que el país andorrano o que Euskadi, ni por sus orígenes y evoluciones históricas ni por sus sentimientos e identidades.

Muchos pensamos que ceutíes y melillenses rechazan ser en un supuesto, hispano-marroquíes, que no desean ver la roja enseña alauita flameando al lado del pabellón español, que no quieren compartir la nacionalidad con nadie. Como los gibraltareños, que aunque nos duela, tienen su derecho a la no co-soberanía compartida y a lo sumo, a avanzar más en su status con mayor autonomía e incluso llegar hipotéticamente a una independencia respetada internacionalmente como tuvieron Tánger y Hong-Kong. En un momento dado, si el gobierno español cede y abandona o desampara a ceutíes y melillenses -que no lo creo- supuestamente, antes "muertos que sencillos", antes independientes que co-marroquíes, antes cantones que compartir la nacionalidad.

Que tomen nota PSOE y PP. Ambos la han "cagado" con el electorado ceutí y melillense y pueden perder votos . Que Zapatero no se la juegue con eso de la soberanía compartida que debería rechazar públicamente y que Rajoy no humille a los musulmanes de las dos ciudades con propuestas xenófobas como la del velo. Sobre todo el PP, que iba bastante bien en Ceuta y Melilla y se ha enemistado con los inmigrantes y los musulmanes tras las últimas declaraciones de su líder. En esta campaña ni PP ni PSOE están para desperdiciar votos. Cuidadito con lo que dicen y cómo lo dicen, porque los indecisos -que determinan la balanza- tendrían argumentos para no votar ni a uno ni a otro e incluso podrían votar a otros partidos o abstenerse.

Y ya se sabe, "antes muertos que sencillos". Por la españolidad de ceutíes y melillenses.

_____________________

Josep Esteve Rico Sogorb, ex redactor de los diarios El Periódico y El Faro de Ceuta y Area de Algeciras.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris