Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   Cultura   -   Sección:   Opinión

Hay libros y libros

Está el “manual de formación” del Gobierno para “orientar” el pensamientos de los niños, donde se ensalza la figura de personajes políticos impresentables y de dudosa trayectoria moral indignos de figurar entre los personajes ilustres de este país
Pascual Mogica
miércoles, 30 de septiembre de 2015, 05:55 h (CET)
El 29 de diciembre de 2006 vio la luz el Real Decreto 1631 mediante el cual se establecían las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria y con ello se establecía la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) la cual tenía como objetivos favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.

A esta disposición del Gobierno de Zapatero respondió la oposición, el PP, poniendo el grito en el cielo y asegurando que aquello era un claro intento para manipular la mente de nuestros jóvenes. Protesta que culminó con la supresión de esta asignatura cuando Mariano Rajoy, llegó a la presidencia del Gobierno. Nueve años después de aquel 2006 el Partido Popular plantea un texto alternativo al de la EpC e implanta para su estudio por niños de 11-12 años estudiantes de primaria un texto claramente manipulador del pensamiento y partidista que habla sobre la gloria y la vida y milagros de políticos del PP que han desempañado cargos de Gobierno. En dicho libro se ensalza la figura de la que fuera presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y se cita expresamente que durante su mandato de construyeron 8 hospitales y más de 80 colegios. Independientemente del hecho probado de que el contenido de este libro es manipulador y tendente a orientar el pensamiento de los niños madrileños, hay que reconocer que no se le hace justicia a Esperanza Aguirre, ya que en el libro no se menciona lo meritorio que ha sido el que esta señora tiene en su activo al haber sido la presidenta que en su día designó y nombró a un considerable número de cargos públicos que han quedado estigmatizados como unos corruptos que se han llevado el dinero de los contribuyentes. Esta persona ha estado siempre rodeada de chorizos y maleantes, por cierto, hay que resaltar el que no se haya visto involucrada, hasta ahora, en ninguno de los robos que han perpetrado los que ellas puso en el lugar adecuado para poder llevarlos a efecto, pero todo se andará, tiempo al tiempo.

También dedica el libro para uso de los escolares un capítulo a los ministros de Educación, cuatro en total y todos ellos del PP, ninguno socialista, y entre el cuarteto se halla el inefable Wert, el que como es público y notorio se ha cargado el sistema educativo público por lo que pasará a la historia. Echo de menos en ese libro un apartado dedicado exclusivamente al que obró el “milagro económico” en España, Rodrigo Rato. Creo que en justicia se le debería mencionar aunque todos sabemos ya en qué consistió el “milagro” que no fue otro que su propio milagro ya que diciéndolo en términos coloquiales, los españoles ya sabemos que está rico “arrematao”. Es un ejemplo a seguir de cómo hacerse rico a no muy largo plazo.

En fin, que está claro: Hay libros y libros, por un lado está el texto de la EpC a través del cual se pretendía formar a ciudadanos con autoestima, con dignidad personal, libres y responsables, con criterio propio y respetuosos, participativos y solidarios y razonables y por otro está el “manual de formación” del Gobierno para “orientar” el pensamientos de los niños, donde se ensalza la figura de personajes políticos impresentables y de dudosa trayectoria moral indignos de figurar entre los personajes ilustres de este país.

Acabo con otra de libros. El secretario general del PP en la provincia de Alicante, Eduardo Dolón, ha criticado fuertemente el que el gobierno valenciano haya decidido subvencionar a las familias con niños en edad escolar con 200 euros. Esta ha provocado la protesta del este representante de la derecha y ha manifestado que “Puig –el presidente de la Generalitat Valenciana- fuerza a elegir entre libros o empleos”. Por lo visto el tal Dolón está porque volvamos a otros tiempos en los que el analfabetismo imperaba en este país cuando primero era coger la azada y después, si quedaba tiempo, el libro, y que tampoco tiene la más mínima idea de lo que supone para muchas familias el recuperar, con esos 200 euros, parte del costo de los libros de sus hijos. Debe pensar que a mayor analfabetismo menos costo salarial para los empleadores. Esta protesta del cargo popular entra dentro del contexto de la más pura y dura actitud reaccionaria.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga

El cuidado de la casa común

J. Domingo, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris