Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

El beso

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 22 de febrero de 2008, 00:26 h (CET)
Justo es reconocer que el beso que se dieron Esperanza Aguirre y Gallardón, ha tenido más impacto y más resonancia que la bofetada que Glen Ford, le propinó a Rita Haywort en la película “Gilda”. Aunque hay que tener en cuenta que las bofetadas político-morales que Esperanza Aguirre le ha dado a Gallardón también son dignas de pasar a la historia.

Hay que tener presente que dadas las circunstancias, los dos, Aguirre y Gallardón, han sabido guardar las formas al darse un beso en la mejilla, ya que la presidenta de la Comunidad de Madrid, bien podía habérselo estampado a Gallardón en sus mismas nalgas puesto que este siempre que se pone delante de “Espe” lo hace con los pantalones y los gallumbos bajados y el alcalde de Madrid no lo hace por puro exhibicionismo ni por ningún motivo de naturaleza sexual, sino por la clásica “bajada de pantalones” de aquel que siempre está dispuesto a que cualquiera le pueda dar “morcilla” en cada momento y en cualquier sitio.

La verdad sea dicha es que yo creía que Gallardón tenía más personalidad, más orgullo, más amor propio, más autoestima, pero al final ha resultado que no, que ha prevalecido la supervivencia política, más bien la supervivencia en el cargo, pero esta actitud tan indigna no le va servir a Gallardón de nada; le seguirán hacienda toda clase de putadas hasta que se aburra y ceda el sillón de alcalde a Ana Botella. ¡Pobre diablo!

Noticias relacionadas

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris