Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cataluña   27s   -   Sección:   Opinión

Divididos por la mitad

Wifredo Espina
@wifredoespina
domingo, 27 de septiembre de 2015, 22:19 h (CET)
La muy alta participación en las elecciones catalanas legitima como nunca su resultado: la división de Catalunya por la mitad.

Como no hay un claro vencedor, con mayoría absoluta que permita seguir una hoja de ruta o gobernar con un programa coherente, lo que queda acreditado es la división de una sociedad y la dificultad de gobernar.

Con este resultado, ¿a donde se va? Una sociedad dividida en partes casi iguales, ¿que puede exigir a nadie? ¿Una parte puede imponer su tesis a la otra? Como el resultado de la división queda legitimado, ¿que se ha ganado? En cambio, se ha perdido,colectivamente,al hacerla más patente y enfrentada, esta división social y política,

Artur Mas, no ha perdido, pero no ha ganado, porque se presentaba en una coalición heterogénea y oculto en el cuarto puesto de la lista. No se ha discutido ni votado su acción de gobierno, como correspondía hacer, sino algo muy diferente y sobre lo que no se había debatido apenas entre los partidos en condiciones de igualdad.

Eran unas elecciones autonómicas, que se han querido convertir en un plebiscito o referéndum, que legalmente no eran.y el propio president Mas las convocó como autonómicas porque así lo dispone la ley.

Además, su partido, CDC, junto con su socio, ERC, han perdido escaños respecto de los que tenían ya en el Parlament. Han reculado. Y para llegar a la mayoría absoluta necesitan los de la CUP, que ha asegurado reiteradamente que no votará a Mas para presidente.

Tampoco ha ganado Rajoy, pese al gran aumento de participación, que casi todo el mundo esperaba que diera la victoria a los no independentistas,ha fallado.

Si el presidente Rajoy confiaba en que los que hasta ahora no votaban, saldrian para darle su pepeleta se ha equivocado. No han salido en tromba a apoyarle y, además, hay más independentistas que antes.

En esto ha perdido. Sus cálculos y su estrategia de Don Tancredo, de fiarlo todo a las leyes y no hacer política, nos aseguran a todos unos años más de enfrentamientos.

Artur Mas se metió en un callejón sin salida. Y con él a Catalunya. Ahora, también Rajoy está en otro callejón sin salida. Y con él, España.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris