Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cine
Etiquetas:   Crítica de cine  

“Pozos de ambición”: En lo más profundo del alma humana

Graciela Padilla
Redacción
miércoles, 26 de marzo de 2008, 02:37 h (CET)
Daniel Day-Lewis vuelve a las pantallas con una interpretación sublime, ampulosa, grandilocuente y desmedida. Durante casi tres horas de metraje, absorbe todos los planos con pocas palabras. Ha construido un personaje milimétricamente: voz grave, acento americano, cuerpo delgado y fibroso, gesto duro y desalmado. Lo más grande de esta película descomunal es el actor protagonista, favorito para ganar su segundo Oscar protagonista, después de otro papel genial en Mi pie izquierdo.

Paul Thomas Anderson es la persona que ha guiado sus pasos en esta ocasión. Con 37 años, el californiano acumula nominaciones y dos Oscars pasados como guionista (Boogie Nights y Magnolia). Puede consagrarse este año como Mejor Director si los Cohen (No es país para viejos) y Joe Wright (Expiación), también favoritos, lo permiten. En su última película ha utilizado la cámara con más tranquilidad. Abusa de planos largos, silenciosos, hercúleos. Emulando a Hitchcock, emplea melodías muy clásicas y de suspense que hacen creer que va a ocurrir algo en medio de la nada. La tensión es continua durante las dos primeras horas de metraje. Parece que una gran tragedia está cerca, una explosión de sangre, como en el título original, There will be blood. Pero la sangre sólo llega en pequeñas dosis. El único líquido que emana a borbotones es el petróleo, otro gran protagonista de la película. Como en la memorable Gigante de 1956, los protagonistas se vuelven locos por el oro negro. Esta vez, la historia se traslada de Tejas a California. Pero permanece el ansia de poder, el hambre de dinero, y la ambición por hacer realidad el sueño americano con todas sus consecuencias. Con el espíritu de la novela de Upton Sinclair, el director ha construido una gran película, extensa, excesiva y megalómana. Quizá le sobren muchos minutos de metraje y su visionado sea cansino. Sin embargo, el poso de la historia y del rostro de Day-Lewis bien merecen el esfuerzo.

El personaje de Daniel Plainview no podría tener otro rostro que el del actor londinense. Por ahora, no tiene proyecto a la vista. Su plan a corto plazo es acudir al Kodak Theatre de Los Ángeles, el próximo domingo 24 de febrero. Le gusta dedicar tiempo a sus personajes, hacerles realidad desde la ternura o la maldad más absolutas. En Day-Lewis no hay punto medio y por ello no puede regalarnos una interpretación cada año. Mi hermosa lavandería, Una habitación con vistas, La insoportable levedad del ser, Mi pie izquierdo, El último mohicano, La edad de la inocencia, En el nombre del padre, The Boxer o Gangs of New Cork. Grandes películas, mejores personajes, interpretaciones camaleónicas e históricas que añaden otra más Con pozos de ambición. Y por si fuera poco, le sobra tiempo para enseñar a su pupilo y compañero cinematográfico. El personaje de Plainview tiene dos enemigos: él mismo y Eli Sunday, pastor de la Iglesia de la Tercera Revelación e hijo del propietario que cede sus tierras al protagonista para extraer petróleo. Lo interpreta Paul Dano de forma genial y por partida doble, ya que también da vida a Paul Sunday, hermano del primero. El joven actor de Pequeña Miss Sunshine, Fast Food Nation o L.I.E. se doctora cum laude con las enseñanzas del catedrático Day-Lewis. Y no se amilana. Con sólo 23 años llena de significado aquello de dar la réplica cinematográfica. Juntos protagonizan los mejores momentos de la película. Con premios o sin ellos, Pozos de ambición es un festín cinematográfico para cualquier cinéfago ávido de historias muy, muy grandes.

FICHA TÉCNICA
- Dirección y guión: Paul Thomas Anderson.
- Intérpretes: Daniel Day-Lewis, Paul Dano, Dillon Freasier, Russel Harvard, Kevin J. O´Connor, Ciarán Hinds, Barry Del Sherman, Sydney McCallister.

Noticias relacionadas

La Muestra de Cine de Lanzarote clausuró su octava edición con casi 1.700 asistentes

'La imagen que te faltaba', de Donal Foreman, obtuvo el Premio a Mejor Película, tras una innovadora deliberación pública

La película 'Le temps des égarés' de Virginie Sauveur gana el Premio a Mejor Película en el Zoom Festival

Attila Szász obtiene el Premio a Mejor Dirección por 'Örök tél'

Steve McQueen presenta en la Academia su última película, 'Viudas'

Con Viola Davis, Cynthia Erivo, Michelle Rodríguez y Elizabeth Debicki

El cineasta Jörg Schmidt-Reitwein recibirá el Premio Honorífico en la Muestra de Cine de Lanzarote

Del 22 de noviembre al 1 de diciembre se podrán ver 24 películas repartidas en cuatro secciones

'El desentierro', de Nacho Ruipérez, triunfa en los Premios del Audiovisual Valenciano

Obtiene seis galardones, entre ellos el de ‘Mejor película’ y ‘Mejor director’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris