Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

10 razones para no votar a Rodríguez Zapatero

Manuel Benítez
Redacción
martes, 19 de febrero de 2008, 04:29 h (CET)
Soy un ciudadano que ha votado en democracia al PSOE. En tal sentido, he sido un votante socialista. De cualquier forma, es importante saber que la alternancia política tiene su razón de ser, por eso, estimo, que nuestro país necesita ahora un cambio político que continúe legitimando nuestra democracia en beneficio de la colectividad.

Ahora, voy a votar, muy responsablemente, al PP, razonando por qué Rodríguez Zapatero no debe continuar como presidente de nuestro Gobierno. Apuntaré las razones.

1.- ZP ha perdido la fuerza al perder la razón. Lo que quiere decir, que ha jugado con fuego y se ha quemado. Promete en demasía lo que no puede cumplir.

2.- Tema ETA. Ha negociado, al margen de la razón, con lo imposible. ETA -ZP lo sabía de antemano-, sólo quiere la independencia para imponer su dictadura.

3.- Inmigración. ZP ha perdido el norte, no sólo porque usa la más burda demagogia -"detesto que se cuestione por el color de la piel", dice-, sino porque no se enfrenta a la raíz del problema (delincuencia, control de la integración de los inmigrantes, ilegalidad, prostitución del mercado laboral, etc.)

4.- Desaceleración económica. ZP omite la vida real de cada uno de los que trabajamos. Los alimentos y la vivienda se están haciendo insoportables, hasta el punto de que su torticera limosna de 400 euros se nos antoja como un bofetón a la cara o la tomadura de pelo de un pícaro inconsciente. El pan, la leche, los huevos, el pollo...eso es lo que nos interesa. Lo demás, son cantos de sirena.

5.- Política exterior. A España le están ninguneando. La inconsistencia interna de ZP ha hecho que las principales democracias -Francia y Alemania- nos traten peor que a un convidado de piedra. Sólo el Rey pone cordura a las desorbitadas carencias de un nuevo rico en el mundo del señorío.

6.- Política social. El desempleo de muchos se está disparando a diario, a pesar del maquillaje premeditado de Caldera y de la Junta de Andalucía. La falta de control de los inmigrantes está generando una política de ínfimos salarios y de la aceptación de unas condiciones de trabajo tercermundistas.

7.- Seguridad ciudadana. Los índices de criminalidad se han disparado. Las cárceles, a costa del erario público, se abarrotan de una inmigración que no se ha querido controlar. El ciudadano está indefenso ante las tropelías de los amigos del delito.

8.- Incompetencia profesional. ZP y su equipo, no están, en estos momentos, capacitados para llevar las riendas de un gobierno que necesita de hombres preparados. A lo sumo, ZP, sólo puede gestionar las actividades de alguna Fundación pseudo-socialista o las intervenciones corales de su esposa en la intimidad. Su crédito profesional está agotado. Quizá, nunca lo ha tenido. Píensese, por un momento, en la incompetencia de sus allegados: Magdalena Álvarez, Bermejo, Trujillo, Calvo, Moratinos y otros.

9.- Política económica. Aquí, el actual Gobierno, hace aguas. Buena prueba es que se ha producido en el mundo de la banca, la bolsa y la inversión -verdaderos motores que impulsan la economía de los distintos sectores- una debacle de confianza. El capital, sea cual fuere, requiere confianza. ZP sólo genera la incertidumbre de la persona que no tiene criterio.

10.- Es un gran y taimado mentiroso. Es político poco fiable, tahúr de la farsa y de los gestos, que usa la tensión de su talante para crispar a los demás. Ha quedado desenmascarado ante la audiencia por la incontinencia de su periodista –Gabilondo, se llama- pero nos ha servido a todos para conocer su verdadero talante de actor del drama y la comedia. Él sabe que las conquistas sociales y legales de una sociedad –familia, matrimonio, violencia de género, igualdad de sexos, colectivos de gays y lesbianas, Memoria Histórica, etc.-, se mantendrán con el PP y hasta se mejorarán. Es la ventaja de vivir en democracia.

Por estas y otras muchas razones, no daré mi voto a Rodríguez Zapatero.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris