Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Internacional

Etiquetas:   Ftbol / Liga Campeones   -   Sección:   Internacional

El D por sigue sin arrancar el vuelo ante un rocoso Olympiacos (0-0)

Los de Irureta dejaron volar dos valiosos puntos en casa
Redacción
lunes, 20 de septiembre de 2004, 07:37 h (CET)
Ya lo adverta Irureta al principio de temporada cuando reclamaba m s fichajes: la plantilla del equipo deportivista se hace mayor y, si no llegan refuerzos, el rendimiento baja rpido. Muy r pido. Al mal inicio de Liga se le suma este tropiezo en casa ante el Olympiacos, muy inferior a los gallegos. En los estadios helenos otro gallo canta, gracias a sus excitados hinchas, pero cuando les toca el lado visitante, se limitan a atrincherarse y aprovechar alguna ocasin. Igualito que lo que hizo la selecci n griega en la ltima Eurocopa. El antif tbol.

Ya lo adverta Irureta al principio de temporada cuando reclamaba m s fichajes: la plantilla del equipo deportivista se hace mayor y, si no llegan refuerzos, el rendimiento baja rpido. Muy r pido. Al mal inicio de Liga se le suma este tropiezo en casa ante el Olympiacos, muy inferior a los gallegos. En los estadios helenos otro gallo canta, gracias a sus excitados hinchas, pero cuando les toca el lado visitante, se limitan a atrincherarse y aprovechar alguna ocasin. Igualito que lo que hizo la selecci n griega en la ltima Eurocopa. El antif tbol.

Calma tensa
Los primeros minutos del partido siguieron el guin previsto a rajatabla. Dominio incontestable del Depor, pero romo, sin llegada. Ni la presencia del incisivo Valer n aireaba el juego local, denso, cansino, gris. Por su parte, los griegos iban a lo suyo. Pusieron el autobs y se encomendaron a san Rivaldo. El otrora jugador de A Coru a, exhala sus ltimos estertores despu s de su triste paso por el AC Milan. Pero fue l quien, en dos ocasiones, inquiet a Molina.

Pandiani, Sergio y Luque lo intentaron al final de la primera parte con poca suerte y se lleg al descanso con dos roscos enormes en el marcador. Como dir an algunos cerocerismo en Riazor. La arenga de Irureta no se hara esperar. O cambiaban las cosas en la segunda parte o peligrar an dos o incluso tres puntos.

Poca reaccin
Cierto caso s que le hicieron al mster los deportivistas, ahora se presionaba m s y pareca que los griegos se amedrentaban. Pero s lo fue una ilusin pasajera. La presi n dur lo que la forma f sica les permite, esto es, poco. Y el miedo de los griegos slo hac a que la muralla fuera ms evidente.

Sin embargo apareci Luque, que le puso un baln perfecto a Pandiani, pero el uruguayo no supo rematar la faena. Esta ocasi n perdida hizo entrever que el Dpor no ser a capaz de ganar el partido. A partir de aqu, los del Olympiacos se limitaron a dar patadas para detener el juego, sacar de quicio al Deportivo y robar dos puntos. Pues lo consiguieron. Ahora le toca trabajar a Irureta.

Nota del rbitro: 5
Noticias relacionadas

Los efectos económicos de las elecciones de medio mandato en EEUU

Los demócratas toman el control de la Casa de Representantes, pero se prevé que continúe la guerra comercial de Estados Unidos

Cinco claves para entender los resultados de las elecciones legislativas de EEUU

Los republicanos, a pesar de perder el control de la Cámara de Representantes, consiguen aumentar su mayoría en el Senado

Bulgaria mantendrá la solidez de su crecimiento

El sector financiero búlgaro está bien capitalizado y es más resistente a posibles shocks

Gerard Jofra presenta la biografía de su padre, el añorado humorista

Descubre la parte más desconocida del cómico

Estrecha ventana de oportunidad en Brasil

La nueva Administración se enfrenta a un Congreso profundamente fragmentado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris