Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Jordi Pujol: ni Rajoy ni Zapatero

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
sábado, 16 de febrero de 2008, 03:35 h (CET)
Rajoy ha crispado y Zapatero ha engañado. Ninguno de los dos merecen confianza. Esta es la primera parte del silogismo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

La segunda parte es: El PSOE de Felipe Gonzáles lo hizo bien cuando Convergència Unió le apoyó a la hora de gobernar. Aznar lo hizo bien cuando pacto con Convergència y Unió. Entonces España y Cataluña iban bien y el prestigio español en el extrajero era alto. Ahora todo va mal y no se cuenta con España.

Conclusión: No se puede votar ni a Zapatero ni a Rajoy. Cataluña ha de votar “por su dignidad”, para que se la respete Por tanto, se desprende de este silogismo pujoliano que los catalanes han de votar por Convergència y Unió (CiU).

Jordi Pujol, político de raza y que ha tenido gran influencia en Cataluña y en España, dice y repite que ya no hace política. Pero resulta que, ya antes de campaña, hábil pero claramente, pide el voto para la formación política que lideró.

Y lícitamente – aunque pueda discutirse - viene a afirmar que: nunca las cosas en España y en Cataluña han ido tan bien y nuestra influencia internacional ha sido tan clara que cuando él fué presidente de la Generalitat y colaboró con los gobiernos de UCD, del PSOE y del PP.

No se puede votar ni a Zapatero ni a Rajoy –desde un punto de vista catalán – porque “Rajoy nos ha ofendido” y “Zapetero nos ha engañado”. Pero nada de quedarse en casa, nada de voto en blanco. Hay que votar. Y “votar a favor de la dignidad de Cataluña”. Después “ya veremos lo que hacemos”.

Lo ha proclamado a través de TVE , en una entrevista de presentación de sus interesantes “Memórias” y también de “despedida por una temporada” de la vida pública. Ya no hace política activa, proclama una y otra vez, pero dice a quienes no hay que votar y pide el voto catalán para CiU.

Es explicable en un político de raza como él. Y en un nacionalista, demócrata, dialogante y moderado, que ha quemado su vida, pública y privada, por esta causa en la que siempre ha creido y sigue creyendo.

En un nacionalista catalán, convencido, razonable y consecuente, que nunca ha renegado de llegar a entenderse con España. Un estadista, de los que ahora carecemos.

____________________

Wifredo Espina es periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio

Singularidad reformista

​Desde Cataluña a Venezuela, pasando por...; pretenden reducirnos a simplismos homogéneos. Precisamos de revulsivos plurales

​Los independentistas y sus violencias

Una parte no puede levantarse contra el todo de una nación

Runrún electoral, Falcon y Pedro Sánchez

"Sin PGE, Sánchez no se come la sentencia de El Procés. Disuelve"

Keep Calm, Sánchez

La carta que el presidente esconde bajo la manga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris