Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Jordi Pujol: ni Rajoy ni Zapatero

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
sábado, 16 de febrero de 2008, 03:35 h (CET)
Rajoy ha crispado y Zapatero ha engañado. Ninguno de los dos merecen confianza. Esta es la primera parte del silogismo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

La segunda parte es: El PSOE de Felipe Gonzáles lo hizo bien cuando Convergència Unió le apoyó a la hora de gobernar. Aznar lo hizo bien cuando pacto con Convergència y Unió. Entonces España y Cataluña iban bien y el prestigio español en el extrajero era alto. Ahora todo va mal y no se cuenta con España.

Conclusión: No se puede votar ni a Zapatero ni a Rajoy. Cataluña ha de votar “por su dignidad”, para que se la respete Por tanto, se desprende de este silogismo pujoliano que los catalanes han de votar por Convergència y Unió (CiU).

Jordi Pujol, político de raza y que ha tenido gran influencia en Cataluña y en España, dice y repite que ya no hace política. Pero resulta que, ya antes de campaña, hábil pero claramente, pide el voto para la formación política que lideró.

Y lícitamente – aunque pueda discutirse - viene a afirmar que: nunca las cosas en España y en Cataluña han ido tan bien y nuestra influencia internacional ha sido tan clara que cuando él fué presidente de la Generalitat y colaboró con los gobiernos de UCD, del PSOE y del PP.

No se puede votar ni a Zapatero ni a Rajoy –desde un punto de vista catalán – porque “Rajoy nos ha ofendido” y “Zapetero nos ha engañado”. Pero nada de quedarse en casa, nada de voto en blanco. Hay que votar. Y “votar a favor de la dignidad de Cataluña”. Después “ya veremos lo que hacemos”.

Lo ha proclamado a través de TVE , en una entrevista de presentación de sus interesantes “Memórias” y también de “despedida por una temporada” de la vida pública. Ya no hace política activa, proclama una y otra vez, pero dice a quienes no hay que votar y pide el voto catalán para CiU.

Es explicable en un político de raza como él. Y en un nacionalista, demócrata, dialogante y moderado, que ha quemado su vida, pública y privada, por esta causa en la que siempre ha creido y sigue creyendo.

En un nacionalista catalán, convencido, razonable y consecuente, que nunca ha renegado de llegar a entenderse con España. Un estadista, de los que ahora carecemos.

____________________

Wifredo Espina es periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris