Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Hoy... ¡No fui al Corte Inglés! (mea culpa)

Paco Milla
Paco Milla
sábado, 16 de febrero de 2008, 03:11 h (CET)
Perdón, pido perdón y me pregunto si realmente estaré enamorado. Solo pido que no me fusilen al amanecer. (Prefiero hacerme el seppuku en la anochecida de cualquiera de mis días…¡queda todo mas recogido!)

Iremos en cualquier otro momento, pero hoy me niego, también me negué ayer y mañana por aquello de la cercanía, con el día “marcado”.

Siendo rebelde por naturaleza, ustedes han de entender, que hoy no me puedo ni acercar, al gran templo que dicta nuestros días, del padre, del amor, de la madre (que parió al marketing), del automóvil, de la piel tersa y suave, de visitar el belén, de los bañadores a rayas, de las compresas con alas, del 3x2, del televisor Loewe y del copon bendito (Semana Santa, se entiende) Y ahora que lo pienso…¿venden trajes de nazareno en tan fastuo lugar?

Pues no, me niego a seguir la religión y adoctrinamiento de estos nuevos “seglares” o pastores modernos, que a través de la tele, se nos cuelan en casa y nos marcan cuando y en que gastar, incluso con un poder tal, que si no lo haces, la sociedad te mira mal y dicen: “mira, mira, ese delincuente, no pasó hoy por el Corte Ingles a endeudarse con el perfume de turno, total… pagas con la tarjeta y solucionado”.

Hace muchos años, negocié con la jefa de mi casa que, nosotros iríamos a nuestra bola, sin importarnos de quien era el día y como aceptó, para celebrarlo, nos casamos.

Mas que nada, porque las cartas de amor, prefiero pronunciárselas al oído y en la intimidad y a su vez darle un premio a la paciencia, por aquello de llevar 25 años aguantándome. Oiga, que esto es muy serio. Vuelva a leer la cifra y lo comprenderá.

Aunque, pensándolo bien, ya va siendo hora, de que dejen de tomarme por salmón eterno, que contracorriente nada y es que la gente no se da cuenta de lo que cuesta. Con lo fácil que sería dejarse llevar. Así que llego a la conclusión que ya por edad, un año de estos, tendré que unirme al resto del rebaño y dejarme manejar, pero a día de hoy… NO ME DA LA GANA!

Si solo pensaba en leer el pobre articulo de hoy..¡acaba aquí!

Pero de propina, les añado algo que se me ocurrió sobre el amor y que hoy, en dos certámenes diferentes, no ha obtenido premio alguno. Yo si: el placer de escribirlo y un beso de mi esposa cuando lo leyó y es que el amor, es una fuente de innumerables caños.

El titulo existe, pero prefiero que lo inventen ustedes…¡cada cual el suyo!

“La niña, se enfrentó al folio en blanco y sin embargo ya marcado de jóvenes lagrimas. Quería escribir, lo que había ocurrido escasamente un mes atrás, ahora que aun estaba fresco en su memoria y dedicárselo a él. Literalmente decía:

“Hola abuelo, mama me dice, que le has pedido que venga a verte al hospital ¿qué tal estás? ¡Si venimos toda tu familia, no cabremos en la habitación!

Hola, querida mía…oye ¿te he dicho alguna vez que eres mi nieta preferida? Siéntate aquí, sobre mi cama, quiero hablar contigo. Tu eres la …¡elegida!

Supongo que sabes que , un día de estos haré un largo viaje y antes de marchar, me gustaría transmitirte, una de las cosas que considero vital en la vida. La fecha en la que viajaré la desconozco…

¿Y que es eso tan importante que quieres entregarme, abuelo?

Veras, querida nieta, me gustaría alertarte, sobre la importancia de leer y sobre sus TRES sagrados pasos. Quizás seas un poco joven aun, pero quiero entregarte este legado, que antes mi abuelo me entregó a mi. Créeme que es un gran tesoro. Verás, intentaré demostrártelo. Coge el periódico de hoy, esta ahí en la mesita. Por favor, ábrelo por la pagina que quieras y lee.

-La niña comenzó la lectura-:”La Mancha, celebra San Antón. Se desarrollarán así las hogueras , en torno a una tradición, en la que todo lo viejo es quemado, en una clara referencia a comenzar el año de la mejor manera, además de proteger las casas de posibles incendios”…

Abuelo, ¿pero tu crees que, por el mero hecho de hacer unas cuantas hogueras en el pueblo, se protege a las casas de sufrir incendios?

No querida nieta, no creo en eso, pero si en algo que emana de eso. Has empezado de forma perfecta. Vas muy bien. Ahora solo tienes que dejar que tu cerebro fluya y te ruego me digas aquello que se te vaya ocurriendo.

La niña bajó la cabeza hacia el periódico, pero se encontró bloqueada. No entendió lo que el anciano quería decirle.

Te ayudaré un poco: no es que el hecho de hacer hogueras, ahuyente espíritus, sino que yendo al terreno practico, al quemar lo inservible, si en alguna casa ocurre un incendio… ¡este será mas liviano!. –remató la niña.

Eso es –dijo el abuelo-La sabia tradición intenta decirte, que te deshagas de…
Ella, añadió exaltada: ¡ de lo que no utilizas, para que en caso de ocurrir un desastre, el hambre de las llamas, no encuentren abundante alimento!

¡Bravo pequeña! A veces lo escrito, no tiene un sentido inmediato, pero has de seguir tirando del hilo.¿Entiendes ahora las tres etapas de cualquier texto escrito?

Veamos; primero has LEIDO, después has PENSADO y por ultimo y lo mas importante, pero inseparable de las dos anteriores…¡ has COMPRENDIDO!

Gracias abuelo, quizás es cierto que soy muy joven, aunque creo haberte entendido, pero ahora te pido que me mires a los ojos y me contestes.

Cuando hablas de largo viaje ¿no te referirás al que inició la abuela hace algo mas de un año y del que nunca volvió, verdad?-dijo la niña, dejando escapar una lagrima-. No nos dejes. Aun no. Te digo esto porque, he LEIDO en tus ojos, he PENSADO sobre lo que dices y ahora, creo estar COMPRENDIENDO.

El anciano la abrazó y llorando ambos se escuchó: ¡deja marchar los muebles viejos!. ¡En esta casa, ya hay buena y joven madera!

Te quiero tanto… mi querida niña. Este gran beso, es de parte de la abuela, a la que veré muy pronto.

La niña, dejó su carta sobre la cama vacía, la besó y regresó al mundo de los vivos”.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris