Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Hagamos un balance de la legislatura de ZP

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 15 de febrero de 2008, 04:55 h (CET)
Cuando la mar está alborotada y las grandes olas rompen con violencia contra los acantilados convirtiéndose en nubes de agua pulverizada y cascadas de espuma es conveniente quedarse a resguardo de la tempestad y contentarse con pescar pequeñas capturas en las aguas protegidas por los rompientes. Creo que en esta lucha a cara de perro que se está manteniendo entre las dos formaciones políticas de más implantación en nuestra nación es muy conveniente fijarse, más que en la grandilocuencia de los oradores; más que en los golpes en el pecho de los gorilas (todos sabemos que no se trata de una fanfarronada de estos homínidos para encandilar a las hembras o para alejar a los machos rivales) políticos, llenos de esta la petulancia tan propia de la raza humana y, por supuesto, lejos de sus falsas promesas electorales; en lo que se esconde detrás de esa máscara, con la que ocultan sus verdaderos propósitos para el caso de que alcancen el poder. Es un ejercicio de responsabilidad cívica muy recomendable.

Un método muy recomendable es hacer un recuento de los posicionamientos del PSOE cuando estuvieron en la oposición y cotejar los resultados con las actuaciones que han caracterizado su política cuando las urnas les han concedido el poder. Supongo que ustedes recordarán la que se armó cuando se produjo el hundimiento del Prestige. Todo el PSOE se levantó a una e inició la campaña más dura, implacable y despiadada que se pueda pergeñar contra un partido en el poder, en aquella ocasión el PP del señor Aznar. Tampoco se habrán olvidado de la forma en que reaccionaron cuando el atentado del 11–M, en vísperas de las pasadas elecciones del 2004. En lugar de apoyar al gobierno ante un acto terrorista de aquella magnitud, con un número de víctimas cercano a las doscientas; la posición del PSOE fue de tirar a matar contra el PP, organizando manifestaciones de protesta, asaltando las delegaciones del partido popular en diversas ciudades; tratando al ejecutivo de asesino y responsable de la masacre. Por cierto, que un grupo de los que colaboró, en aquella ofensiva mediática y popular contra el gobierno de la Nación, los de la farándula, fueron los mismos que ahora protegen a ZP de las críticas que se le hacen y uno de los apoyos más vociferantes y entregados del Presidente del gobierno; seguramente por similitud con el traidor Vellido Dolfos, hijo de Dolfos Vellido, que, cuando asesinó a Sancho II, exclamó.: “ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor”.

Tampoco podemos olvidar la actuación del, entonces, jefe de la oposición, cuando le propuso al PP firmar el Pacto por las Libertades y la Ley de Partidos (mientras mantenía su grupo contactos ocultos con la ETA). Sus propuestas fueron aceptadas de buena fe por los populares, sin barruntar que, a los pocos meses, iban a ser traicionados por aquel que los firmo y prometió respetarlos. ZP, ganó las elecciones de forma democrática, pero los métodos de los que se valió distaron de ser los que hubiera utilizado una persona decente. Prometió diálogo; prometió talante; prometió mantener unidos a los españoles y prometió paz y prosperidad para el país, a la vez que insistía en la necesidad de potenciar la lucha contra el enemigo común de España: la ETA. Esto fue lo que ofreció a los españoles. Ustedes mismo se podrían contestar si lo cumplió o no.

Sin embargo, los hechos se han encargado de desmontar la fachada de aquellas promesas, para dar paso a la realidad del verdadero proyecto socialista. A unidad contra el terrorismo se ha opuesto negociación política con los etarras; cesiones ante sus exigencias; contención de la actuación judicial para evitar que la banda abandonase las negociaciones; exclusión del PP de las negociaciones y campaña mediática contra él por negarse a apoyar la infame negociación que suponía olvidarse de los crímenes y pasar página para conseguir una “paz” llena de ignominia y de cesiones políticas, que suponían una traición al pueblo español y a la propia unidad de la nación. En el caso catalán su rendición ha sido, si cabe, más espectacular. Para conseguir el apoyo de la izquierda separatista ha cedido en todos los frentes, dejando que se aprobara el Estatut que es un pasaporte abierto a la secesión futura de Catalunya de España. El gobierno de ZP, aún conociendo sus fallos constitucionales, lo ha apoyado, lo ha desarrollado y ha presionado al TC para que retrase la resolución de los recursos presentados contra él.

Si el PP tuvo un Prestige, el PSOE ha tenido un San Pedro en aguas de las Baleares y ahora tiene un “New Flame” en aguas de Algeciras, con chapapote en ambos casos y sin que la actuación de la Administración hay logrado evitar que se posara en las playas. No obstante, el silencio de la prensa ha resultado insultante y las reacciones de los progresistas nulas. Vean lo que va de una situación a la otra. Si el PP logró arrinconar y poner al borde de la extinción a ETA con su actuación policíaca; el PSOE, no sólo no ha conseguido llegar a acuerdos con la banda, sino que esta ha salido reforzada material y políticamente, aumentando sus simpatizantes vascos y fomentando el separatismo en dicho territorio. Lo mismo ha ocurrido en Catalunya, a pesar de que el Ejecutivo se ha volcado en ella saturándola de millones de euros para comprar su complicidad. Por si fuera poco, las relaciones con la Iglesia católica han llegado a su punto máximo de confrontación, a diferencia de la actitud deferente con la que se ha tratado a la comunidad islámica, a la que ha promocionado y subvencionado. A pesar de ello, España se ha convertido, especialmente en la zona catalana, en un criadero de terroristas que luego ejercen sus actividades en Irak y otros puntos de oriente medio. Más inmigración incontrolada; más inseguridad ciudadana; crisis económica; menos confianza ciudadana; más desempleo; más quiebras; más abortos incontrolados; más violencia doméstica y, cada día que pasa, se van recortando las libertades con un mayor intervencionismo en la educación, en el ejercicio de los derechos de las familias y en la libertad para expresarse en castellano, a pesar que todos estos derechos están garantizados por la Constitución. Últimamente la crisis económica. El balance es claro y contundente. Ustedes serán los que deberán elegir y ¡Ojalá que acierten!, en bien de esta nación a la que respetamos y queremos.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris