Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Parejas sin hijos, los nuevos ricos

Mikel Agirregabiria
Redacción
jueves, 14 de febrero de 2008, 03:41 h (CET)
Se conocen, desde los 80, como dink, dinki o dinky, siglas que corresponden a Double-Income; No Kids yet (Doble Ingreso, Sin Hijos todavía). Pueden corresponder a parejas jóvenes (25-35 años), pero se ha incrementado notablemente la opción de quienes no desean descendencia, con un alto porcentaje de dúos de mediana edad (en ocasiones, sin papeles, coyunurales, homosexuales,...).

Hay quienes interpretan esta opción dink, si es voluntaria y no temporal, como un reflejo de egoísmo, del hedonismo, de la incredulidad en el vínculo,... Lo cierto es que, por su alto status en liquidez económica, constituyen un sector del máximo interés comercial y suelen ser grandes consumidores de tecnología, deporte y ocio, entre otros sectores. Es una nueva y creciente realidad social, extrañamente no reconocida en público, a pesar de haberse creado toda una gama de productos orientados casi exclusivamente hacia ellos (viajes, gastronomía, mobiliario,...). Personalmente, y con el máximo respeto, pudiendo elegir prefiero ser parte de toda una "family", no de reducida una "dinky".

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris