Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

El Atleti y la piedra filosofal

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 13 de febrero de 2008, 03:25 h (CET)
Si alguien podía sacar al Atlético de Madrid de las crisis eternas en las que se sumergía en las últimas temporadas ése era Fernando Torres, un chico rubito y pecoso de 18 años que sin darse cuenta empezó a asumir lo que significa cargar con el peso de un escudo con más de cien años de historia. En unos días pasó del juvenil al primer equipo y en pocas semanas empezó a ser el objetivo de todas las cámaras de televisión. Desde ese momento y hasta su salida, Torres se convirtió en la bandera del equipo, en su capitán, en sus éxitos y sus fracasos.

Y al final, la salud mental de un jugador tan joven acaba pagando todo eso. Y más si tu equipo es el Atlético de Madrid. Fernando se marchó, no por dinero, ni en busca de gloria, quizá sí de títulos, pero se fue para ser libre. La saturación a la que llegó en el Atlético al ser la única referencia para lo bueno y para lo malo terminó con su estado de ánimo. En su última temporada quedó patente el agotamiento que venía arrastrando añoas atrás.

Pero en realidad la culpa no era suya. Era el único jugador del equipo que podía hacer algo diferente, el único con la capacidad de ganar un partido él sólo, el único que sabía tirar del equipo cuando el marcador estaba en contra, el único que sabía ser jefe. La prensa, la afición y sus compañeros vivían pendientes de él, porque de Torres dependía el Atleti.

Sólo coincidieron una temporada, y fue para hacer el relevo. En el año I después de Torres, todos los focos vuelven a centrarse en un jugador. También es joven, también es un ídolo, y también tiene 18 años. Cuando el tiempo se acaba y hay que resolver el partido, todos miran a Agüero. En los partidos importantes, los focos se centran sobre el ‘Kun’. Cuando está lesionado, todos están preocupados. Cuando Agüero no es titular, los aficionados encaran el partido de otra manera. Si el Atleti gana, gana el ‘Kun’.

A veces tenemos la sensación de haber vivido antes alguna cosa, y en el Atleti el clima que se está creando en torno a Agüero ya lo han vivido antes. Esta semana la lesión del argentino ha centrado toda la información del club rojiblanco en todos los medios de comunicación. No se ha hablado de otra cosa. Cuando el domingo pasado se lesionó, el resultado del partido fue tan importante como la lesión del ‘Kun’. Y eso es un ‘síntoma Torres’.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero yo creo que no. Que es el Atleti el que tropieza siempre con la mismas piedras, una temporada detrás de otra. Se está volviendo a dejar la responsabilidad del equipo en manos de un niño de 18 años que no lleva ni dos temporadas en España. Torres, que lleva al Atleti en el corazón, terminó marchándose. Fue a buscar tranquilidad, ni siquiera está en un equipo que lucha por ganar su campeonato local. Al ‘Kun’, que además no es atlético de nacimiento, están empezando a labrarle el mismo camino que a Fernando.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris