Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

McCain ganó el Súper Martes

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 13 de febrero de 2008, 03:22 h (CET)
Tras el “Súper Martes” ha quedado un gran triunfador: John McCain. Hace 3 meses su campaña estaba sin fondos y sin apoyo. Hoy él ha aparecido como el líder indiscutido de los republicanos reuniendo ya más del 50% de los delegados que necesita para ser proclamado como su candidato.

El gran perdedor es Mitt Romney quien, a pesar de que venció en 7 Estados, no pudo ganar en California, bajó ampliamente su porcentaje de delegados y no pudo hegemonizar a los conservadores.

A él le quitó base el evangelista Mike Huckabee, quien ganó en 5 Estados. El podría negociar con McCain para ir a una plancha común que potencie a los republicanos. McCain saca provecho de la división de sus rivales de la derecha de su partido y también de la de su partido rival.

Dentro de los demócratas Barack Obama y Hillary Clinton andan empatados. El es apoyado por los jóvenes, negros, varones, liberales y quienes piden cambio y ella por los adultos mayores, latinos, mujeres, moderados y quienes valoran la experiencia.

La pugna demócrata tiene para rato y tal vez no se resuelva hasta su conferencia del 25-28 de Agosto. Si los republicanos se unen tras McCain podrían golpearles duro.

Barack sabe que ha detenido a Hillary, quien en el 2007 parecía imbatible, y que él tiende a ganar en los 9 nuevos Estados que votarán en Febrero. Como Obama recién empieza a ser conocido él cree que el tiempo juega en su favor para promocionar su propuesta de cambio. Ella cuenta con más “súper-delegados”, cree que en Marzo ganará en los grandes Estados de Texas y Ohio, y que en la Convención presionará para que se respeten los anulados resultados de Florida y Michigan.

McCain está bajo la presión de los conservadores quienes quieren que él deje de conciliar tanto con los demócratas. En cambio, en la carrera demócrata crecen quienes piden más impuestos e intervención estatal para dar seguro médico universal.

Si McCain acepta una política exterior menos anti-ecologista, él pide mano dura en Iraq (a donde quiere quedare un siglo). Si hay una nueva guerra (como contra Irán) o un nuevo 11-S él podría potenciarse. En cambio, si la economía se sigue deteriorando los demócratas se fortalecerán.

Obama quiere ser el Mandela norteamericano: el negro moderado que renueve la política y parche las divisiones de clase, raza y credo. En un país que acostumbra a votar siempre por el candidato más opuesto al gobierno que está de caída, Obama representa lo más diferente a Bush. El tal vez es el que más podría disputarle los independientes.

Clinton se encuentra en un sándwich entre McCain y Obama. Ella sigue apoyando la invasión a Iraq pero también pide replegar las tropas de allí. Con esa posición trata de agradar a ambos campos pero también enajena a los dos extremos, quienes mejor representados están por el halcón octogenario y el palomo afroamericano.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris