Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

McCain ganó el Súper Martes

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 13 de febrero de 2008, 03:22 h (CET)
Tras el “Súper Martes” ha quedado un gran triunfador: John McCain. Hace 3 meses su campaña estaba sin fondos y sin apoyo. Hoy él ha aparecido como el líder indiscutido de los republicanos reuniendo ya más del 50% de los delegados que necesita para ser proclamado como su candidato.

El gran perdedor es Mitt Romney quien, a pesar de que venció en 7 Estados, no pudo ganar en California, bajó ampliamente su porcentaje de delegados y no pudo hegemonizar a los conservadores.

A él le quitó base el evangelista Mike Huckabee, quien ganó en 5 Estados. El podría negociar con McCain para ir a una plancha común que potencie a los republicanos. McCain saca provecho de la división de sus rivales de la derecha de su partido y también de la de su partido rival.

Dentro de los demócratas Barack Obama y Hillary Clinton andan empatados. El es apoyado por los jóvenes, negros, varones, liberales y quienes piden cambio y ella por los adultos mayores, latinos, mujeres, moderados y quienes valoran la experiencia.

La pugna demócrata tiene para rato y tal vez no se resuelva hasta su conferencia del 25-28 de Agosto. Si los republicanos se unen tras McCain podrían golpearles duro.

Barack sabe que ha detenido a Hillary, quien en el 2007 parecía imbatible, y que él tiende a ganar en los 9 nuevos Estados que votarán en Febrero. Como Obama recién empieza a ser conocido él cree que el tiempo juega en su favor para promocionar su propuesta de cambio. Ella cuenta con más “súper-delegados”, cree que en Marzo ganará en los grandes Estados de Texas y Ohio, y que en la Convención presionará para que se respeten los anulados resultados de Florida y Michigan.

McCain está bajo la presión de los conservadores quienes quieren que él deje de conciliar tanto con los demócratas. En cambio, en la carrera demócrata crecen quienes piden más impuestos e intervención estatal para dar seguro médico universal.

Si McCain acepta una política exterior menos anti-ecologista, él pide mano dura en Iraq (a donde quiere quedare un siglo). Si hay una nueva guerra (como contra Irán) o un nuevo 11-S él podría potenciarse. En cambio, si la economía se sigue deteriorando los demócratas se fortalecerán.

Obama quiere ser el Mandela norteamericano: el negro moderado que renueve la política y parche las divisiones de clase, raza y credo. En un país que acostumbra a votar siempre por el candidato más opuesto al gobierno que está de caída, Obama representa lo más diferente a Bush. El tal vez es el que más podría disputarle los independientes.

Clinton se encuentra en un sándwich entre McCain y Obama. Ella sigue apoyando la invasión a Iraq pero también pide replegar las tropas de allí. Con esa posición trata de agradar a ambos campos pero también enajena a los dos extremos, quienes mejor representados están por el halcón octogenario y el palomo afroamericano.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris