Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   Grecia   Elecciones   -   Sección:   Opinión

Qué pasa con Grecia

Las elecciones en el país heleno de este domingo han dejado de ser LA noticia para convertirse en una más
José García Pérez
sábado, 19 de septiembre de 2015, 08:46 h (CET)

Las elecciones en Grecia de este domingo han dejado de ser LA noticia para convertirse en una más de ellas; nuestro mundo es un pozo sin fondo donde se depositan las ilusiones y esperanzas de la actual sociedad; pocas, muy pocas banderas helenas ondean -yo no he visto ninguna- por los balcones de nuestras calles.


Parece que fue ayer cuando gran cantidad de españoles volvieron sus ojos a los biznietos de Aristóteles, Sócrates y Platón para conversar sobre la gran utopía que, de la mano de Tsipras, podría devolver la felicidad a los griegos que, aunque ya han sido desplazados de las primeras páginas de la prensa, siguen agolpándose en los cajeros para sacar algún que otro euro que les permita ir tirando.


No sé lo que va a ocurrir este domingo porque los malditos sondeos dan un empate técnico entre la derecha, Nueva Democracia de Melmarakis y la izquierda de Tsipras, Siryza, aunque más a la siniestra de ella se encuentra la escisión de Varufakis formando una izquierda que se sale en lo radical.


Sin gran pasión, el líder de “Podemos”, Pablo Iglesias, ha acudido en alguna ocasión durante la campaña a apoyar a Tsipras, pero, ya decía, sin mucho apasionamiento ya que el fracaso Siryza ha hecho mella en el electorado de “Podemos”; ya ven que los mandamases de la descafeinada Izquierda Unida española, Alberto Garzón y Cayo Lara, ni siquiera han asomado sus narices por la campaña griega.


Cuando Tsipras ganó las elecciones convocó a su pueblo mediante referéndum para hacerle frente a la Europa de los Mercaderes y solicitó un NO como una casa, de ahí que lo escriba con mayúsculas, a las políticas de austeridad; venció pero arrollando de forma tal que era un pueblo en su totalidad el que se enfrentaba a la famosa Troika; el entusiasmo duró poco tiempo, la realidad se impuso al ímpetu y Tsipras, y Grecia con él, claudicó ante el capitalismo.


Ahora vuelve Tsipras a pedir la confianza a Grecia pero con más mesura, sabedor que dar palos al aire es recibirlos él; por ello, su confianza está depositada en la Ley Electoral de Grecia, esa que aquí es denostada y criticada por todos.


Tsipras solamente desea obtener un voto más que Nueva Derecha, pues la ley helena premia con 50 escaños a la lista más votada, pero hasta con ese regalo es difícil que obtenga la mayoría absoluta.


Lo sabremos en cuestión de horas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué puedo hacer yo?

Hasta hoy, el siglo XXI ha sido una sangría inquietantemente evolutiva de Derechos humanos. Dejemos las lamentaciones para iniciar las reparaciones

Okupas, terrorismo y protocolo

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf

Degeneración frente a regeneración

Aquellos polvos trajeron estos lodos y no va a ser fácil que la corriente se lleve toda esa ‘porquería’ social y política

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris