Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La mentira ecológica de los cazadores

José Vicente Cobo
Vida Universal
martes, 12 de febrero de 2008, 02:06 h (CET)
Estimado director, seguro que ya muchos lectores habrán asistido atónitos e indefensos ante las continuas matanzas de zorros que en los pasados meses han tenido lugar en Galicia, culminando como colofón el pasado 27 con el campeonato nacional de caza del raposo, al que acudieron cientos de cazadores con sus escopetas al hombro. Estos alegan que con la caza controlan la población de estos animales, lo que no es más que una mentira ecológica encubierta detrás de la que se esconde una realidad que es cruel y sanguinaria, porque la caza, es decir el matar animales, les sirve de divertimento.

El conflicto existente entre la iniciativa para el cese de la caza y los cazadores, por ejemplo en la República Federal de Alemania está basado entre otras cosas en la expresión "matador por placer" con el que los detractores de la caza pusieron al descubierto la mentira ecológica de los cazadores, confrontándoles con el hecho de que matan por diversión. Los cazadores realmente hacen del matar animales un deporte, por lo que después de quitarles su tapadera ecológica, el revuelo en los círculos de cazadores ha sido mayúsculo.

En un libro publicado recientemente en Alemania que trata de la Justicia de la caza, en el que se hace mención a las raíces del ser humano que han caído en el olvido, leemos: «Matar animales también se ha convertido gracias a nosotros los seres humanos en una característica del mundo natural. Una forma de vivir vegetariana, y por tanto el prescindir de la caza, es una negación de la naturaleza y por tanto están en contra de la naturaleza. Y literalmente dice allí, que quien está contra el comer carne está en contra de la realidad humana, es decir, en contra del ser humano y por tanto contra la naturaleza, de la que biológicamente forma parte el ser humano.» Personas armadas que en el bosque ejercen terrorismo contra los animales, presumen de ser los que dominan y quieren hacer de su despotismo una característica del ser humano.

Como vemos, después de que la mentira ecológica ya no funciona, se está buscando una nueva argumentación que justifique el sanguinario deporte en los bosques y campos, y se dice que el matar animales salvajes es parte de las raíces del ser humano. Es parte de la naturaleza humana. Se está intentando en cierto modo crear una nueva antropología, que viene más o menos a decir que lo que tal vez en la Edad de Piedra fuera necesario: matar animales para sobrevivir, hoy en día ha de ser algo característico de nuestra naturaleza y necesario para desarrollarse.

Sin embargo es interesante escuchar lo que dicen personas célebres. Por ejemplo, Albert Einstein quien dijo: «Nada aumentaría tanto la posibilidad de supervivencia sobre la Tierra, como el paso hacia una alimentación vegetariana.» Esto es lo contrario de lo que afirman los cazadores. Una cita más: «Comer carne es fruto de una gran falta de cultura. El paso hacia el vegetarianismo es la consecuencia primera y natural del estar informado», dicho por León Tolstoi. Tal vez estas informaciones deberían llegar hasta los círculos de cazadores para que puedan aceptar que se quedan sin argumentos defendibles, porque la tendencia natural y humana se encamina al respeto a la vida como inminente paso evolutivo. Si los cazadores se autodenominan cristianos, también deberían tener en cuenta la frase de Jesús de Nazaret que dice: "Lo que hagáis a la más pequeña de mis criaturas, me lo hacéis también a mi".

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris