Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Dimes y diretes de la campaña electoral

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 11 de febrero de 2008, 23:18 h (CET)
Debo confesarles que hoy, cuando me pongo ante el teclado del ordenador, estoy de buen humor. Fuera luce un sol espléndido y los habituales dolores reumáticos que suelen asediar a los que ya atesoramos la experiencia de muchos años de trotamundos por esta vida que nos ha tocado en suerte, se han mostrado condescendientes con mi persona. Es por ello que, a diferencia de lo que suele ser mi costumbre, pienso mostrarme benevolo con este entorno de enfrentamiento político al que nos hemos de someter los ciudadanos de a pie, aunque, si debo serles sincero, creo que estos gastos de las campañas electorales se los podrían ahorrar los partidos en competición. Es evidente que la mayoría de la ciudadanía ya tiene decido a quien le va a dar su voto, que como es comprensible no será a aquellos con los que no comparta sus ideas y habrá escogido a aquel de ellos con el que se encuentre más sintonizado, a pesar de que no se ajuste a la perfección a su propio ideario. Si, ya sé que ustedes me replicarán que todavía los hay, los indecisos, que no se han decidido por unos o por otros y que, de ellos, depende el resultado final de las elecciones. Probablemente estén en lo cierto, pero si quieren que les sea franco, si a estas horas, si estando finalizando la legislatura, los hay que todavía no se han dado cuenta de donde les aprieta el zapato y desconocen quien es el que merece su confianza, poco nos podremos fiar de ellos.

Sin embargo, como divertimento, se me ocurre que podríamos repasar algunas anécdotas que estos días se han producido en nuestro país, que demuestran hasta que punto los políticos, influidos por su necesidad perentoria de intentar descalificar al adversario y sumar votos, se dejan llevar más por subconsciente que por lo que les dicta la razón. Para empezar nos podríamos referir a esta singular actuación de las feministas, consistente en que 4,000 de ellas se han inculpado de haber abortado en los juzgados de la Plaza de Castilla. Según parece, para ellas esto de inculparse de un delito y gritar “vamos a quemar la Conferencia Episcopal” tiene un marcado “carácter festivo”. Miren ustedes por donde nos hacen recordar a los jacobinos de la Revolución Francesa que también “con un marcado aire festivo” se dedicaban a guillotinar a los nobles y, no contentos con ello, continuaron la fiesta guillotinándose entre ellos para no perder tan divertida costumbre. Habrá que ver como se lo toman esos fiscales que tan complacientes se vienen mostrando con los etarras, con los que se niegan a colgar la bandera de España y con los independentistas catalanes, que ya no se molestan en ocultar sus intenciones secesionistas. Supongo que alegaran, para no hacer nada, que con un número tan elevado de procedimientos penales se quedarían colapsados los juzgados. Sí señores, el crimen cuando es colectivo, sale a cuenta.

Otra de las cosas divertidas ha sido la intervención del señor ZP en una entrevista que, recientemente le hicieron, cuando, en contestación a una pregunta del periodista sobre los 132.000 parados del mes de enero; respondió precisando: “ que estos no son parados, sólo son personas que se fueron a inscribir a las oficinas de desempleo, ya porque buscaran su primer trabajo, ya porque quisieran trabajar o ya porque fueran mayores que quisieran buscar un trabajo” Como pueden observar el concepto que tiene el señor Zapatero de los parados difiere según sean parados o parados. ¡En fin que, ante unos argumentos tan sólidos, todos hemos quedado convencidos de que los 132.000 que se inscribieron en el INEM son parados que no están parados! ¡Vaya, ya me he hecho un lío!

Otra perla, esta vez del señor Moratinos. Todos sabemos lo aficionado que es a desplazarse a las naciones africanas. Me imagino que cuando se desplaza a Europa se siente incómodo ante sus colegas que tienen una preparación adecuada para el cargo y que no suelen meter la pata. En cambio en África está en su salsa, por esto no pierde ocasión de visitar a estos países en los que los derechos humanos sólo es una utopía y ante los cuales puede presumir de buen Samaritano. Así, este inefable señor, ha soltado una de sus frases lapidarias al decir: “No es ético decir que la economía va mal porque, en África, se mueren de hambre” ¿Qué tendrá que ver el culo con las témporas, señor Moratinos? Entonces nos deberemos conformar, sin hacer nada para evitarlo, con que España entre en recesión, por el solo hecho de que en África se mueran de hambre? Supongo que se referirá a aquello de “mal de muchos consuelo de tontos” Y no señalo a nadie.

Otra horterada. La del ministro B. Soria que, después de un profundo estudio antropométrico, de los biotipos de las mujeres españolas, ¿no tendrá algo mejor en que ocuparse?, ha llegado a la conclusión de que hay tres modelos o biotipos de féminas en España: las diábolo, las campana y las cilíndricas. Pues muy bien, le felicitamos de todo corazón, aunque esto del modelo cilíndrico no me parece muy cortés. Por lo visto pretende que las 15 tallas que existen actualmente se conviertan en 50. Lo malo es, señor Soria, que la mayoría de la ropa que visten las mujeres en España procede de la China, EE.UU. y otros países extranjeros, que no creo que estén muy de acuerdo en modificar su sistema de tallas actual. Claro que, mientras se dedica a estas pijadas, dejará en paz a los infelices embriones con los que tanto le gusta experimentar.

Pero donde se ha producido el verdadero cataclismo ha sido en la Asamblea de Madrid donde el doctor Montes, ya saben, aquel de la eutanasia que “ayudo a morir plácidamente” a setenta y tres enfermos de urgencias, fue aclamado como un dios y recibió los parabienes de toda la parafernalia socialista y feminista, por este record en el ejercicio de su profesión de matasanos. Los pobres no saben o no quieren recordar que este señor fue absuelto por falta de pruebas en un juicio donde la juez, que al parecer decidió obviar el informe emitido por el Colegio Médico (en el que se declaraba que la actuación del “bondadoso “doctor era contraria a una buena praxis médica) fue demasiado benevolente. Pero ya se sabe, a la progresía todo aquello que signifique quitarse estorbos de en medio, sean fetos o ancianos, les pone. Lo malo es que el señor Montes, cuando fue hábilmente interrogado por una periodista, reconoció que no tenía los permisos de los familiares de aquellos que cayeron bajo sus “piadosas” manos. A expensas de la voluntad de estas gentes estamos y a su albedrío quedaremos, si la gente que debe decidir el nuevo gobierno del país, no toma conciencia del peligro que supone dejar la dirección de la nación en manos de semejas carniceros. Que le vamos a hacer, ahora, ya no me parece que el día sea tan bonito ni consigo quitarme de la cabeza los años que tengo, pensando en que quizá a algún médico, tipo Dr. Petiot, pueda pensar que ya estoy de sobra en este mundo y decida adelantar mi viaje al más allá. Les aseguro que no tengo ninguna prisa.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris