Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   Cultura   -   Sección:   Cine

Hansel, Gretel y sus abuelos

'La visita' supone el regreso del “toque Shyamalan”
Ricardo Pérez
@RicardoPrez9
miércoles, 16 de septiembre de 2015, 22:00 h (CET)
Becca (Olivia DeJonge) y Tyler (Ed Oxenbould) son dos hermanos que viajan hasta Pensilvania para pasar una semana en la granja de sus abuelos (Peter McRobbie y Deanna Dunagan), a los que no conocen.

1709153

Eficaz (y efectista) mezcla de terror, comedia negra y drama familiar con resonancias del Hansel y Gretel de los hermanos Grimm (los dos niños, la casa en el bosque, los dulces, el horno, la “bruja”), que devuelve a la actualidad al otrora exitoso realizador hindú M. Night Shyamalan. La película se encuadra dentro del subgénero found footage o metraje encontrado al estilo de El proyecto de la bruja de Blair (The Blair Witch Project, 1999), donde bajo la apariencia de un falso documental, toda la acción es filmada en primera persona por los propios personajes del relato cámara en mano.

La historia transcurre a lo largo de cinco días (de lunes a viernes). Los dos hermanos son enviados por su madre a casa de sus abuelos con el fin de redimir una herida del pasado. No los conocen, pero sus referencias no pueden ser mejores: dos ancianos entrañables que cuidan de su remota granja y ejercen como voluntarios en un hospital. Becca, sabionda aspirante a cineasta, ha decidido grabar la experiencia en un documental (su objetivo último es reconciliar a sus abuelos con su madre, que se marchó de casa siendo muy joven por mantener una relación con un hombre mayor que ella). Su hermano pequeño, el guasón Tyler, aficionado a improvisar rimas a ritmo de rap, la ayuda en su cometido. Las filmaciones de uno y otro constituyen el total del metraje. Ambos descubrirán pronto que el comportamiento de los viejos no es el más común entre las personas de su edad, especialmente cuando cae la noche. “Será mejor que no salgáis de vuestra habitación a partir de las nueve y media”, les dicen. Pero ya saben ustedes aquello de que la curiosidad mató al gato…

Como apuntábamos en el primer párrafo, la cinta se adscribe al subgénero found footage; aunque, a decir verdad, lo hace de manera algo tramposa, porque Shyamalan, que también introduce su habitual toque sorpresivo final, se preocupa por otorgar al conjunto un aspecto visual más cuidado que el que caracteriza a ese tipo de producciones de bajo coste (aquí los encuadres son perfectos hasta cuando la cámara cae al suelo).

Los sustos, casi siempre “telegrafiados”, resultan, no obstante, efectivos; el desarrollo de la trama causa inquietud, a pesar de cierto abuso del humor; y los actores cumplen bastante bien. Como resultado, obtenemos un filme de género estimable y sumamente entretenido. Superior (no era difícil) a los últimos trabajos del autor de El bosque (The Village, 2004).
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia

Cincuenta años del Festival de Cine de Sitges

'La forma del agua' es una película llena de esperanza

Jean Pierre Lèaud: "Hacer cine implica para mí hacer cine de autor"

La película se desarrolla en el sur de Francia

It: Mete en una cocktelera y tendrás "eso"

Crítica de la película It
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris