Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntiva   -   Sección:   Opinión

Y... las respuestas

Rafael Pérez Ortolá
jueves, 17 de septiembre de 2015, 22:02 h (CET)
Las sugerencias de la POESÍA emergen plenas de cargas incisivas, surgidas desde las honduras del ser humano. Sus formas suaves no reducen las rotundas verdades expresadas; al contrario, prestan una nitidez especial a los conceptos vertidos. No cabe duda, poseen un toque de sensibilidad genuino de alcances imprevistos, quizá ilimitados. Representan un sinfin de oasis en pleno torbellino vital; son propicios para unas observaciones menos atolondradas.

Desde los versos entrañables de Ángel González, sonsaco hoy algunos comentarios aplicados a los ambientes por los que nos desenvolvemos, con acciones y sobre todo omisiones de gran calado.

“Si quieres saber lo que es el agua”
He ahí una cuestión relevante. Qué tanto deseamos saber del mundo circundante, de sus encantos y miserias. En una primera observación, prima la sensación de conformidad con lo superficial, lo más acomodaticia posible; desdeñando de plano posibles profundidades. Las tropelías de las diferentes corrupciones no parecen inducirnos a entrar en el meollo del fenómeno. En ese núcleo se propagan rasgos individuales que no queremos reconocer, complicidades y necedades. Si bien la ignorancia es notable, a estas alturas ya no sirve como excusa; en cada sector de la existencia, sabemos lo suficiente para que las actitudes adoptadas en cada evento fueran gratificantes. ¿Qué deseamos? ¿Qué somos? Necesitamos adentrarnos en las respuestas oportunas.

“Pregúntaselo a un río, y se alejará murmurando”
Abundan los voluntarios para darnos explicaciones. Si nos preguntamos por el fuste de sus argumentos, indagamos sobre su franqueza e intenciones; observamos aportaciones escurridizas, murmuraciones que corren raudas como el agua del río. Por que es muy difícil dar las respuestas convenientes y sensatas; cuesta lo suyo esta pretensión. Desde las graves cuestiones planteadas surgen numerosos ríos displicentes. Como interpretaríamos si no los sucesivos desatinos promovidos en torno a lo divino, a las patrias, a los seres humanos. Las EVASIVAS son una realidad de torpes andanzas, preñadas de malos augurios por los múltiples intereses incrustados en las deliberaciones.

“Pregúntaselo al invierno, y te dará una respuesta helada”
La experiencia es común, quién no recibió alguna vez una respuesta helada, seca y cortante, ante sus inquietudes. La calidez de las relaciones humanas desaparece por el DESTEMPLE de las neuronas, que pierden el sentido de sus conexiones; en cada cerebro y en las comunicaciones con otros cerebros. Imbuídos por los datos económicos, la pereza indolente o la malicia agresiva; originan los tropiezos caracterizados por la frialdad en el trato. Hacia los inmigrantes, ancianos, desprotegidos varios e incluso dirigidos a la relación con cualquier sujeto; lo sufrimos también en tiendas, servicios públicos y no digamos en instituciones. Las caras a la salida lo dicen a las claras. A que les suenan dichas actitudes.

“Pregúntaselo a la luz, y te dibujará un arco iris”
La consabida suficiencia esplendorosa de los mitineros es un buen ejemplo de iluminados. Dibujan maravillas de sus actuaciones. Los dueños de las linternas enfocan el haz luminoso a su gusto complaciente. Hasta pretenden medir el grado de felicidad en una ciudad, un país. Semejantes adornos justificativos falsean la realidad. Como contrapartida, resaltan la necesidad de una buena CRÍTICA aclaratoria del verdadero estado de cada asunto. Siendo una tarea compleja, es imprescindible para el discernimiento; entraña la sana labor de llamar a cada cosa por su nombre. Así, el verdadero seny catalán no podemos situarlo a la altura de sus dirigentes; aunque la conducta del público haga dudarlo.

“Si quieres de verdad saber lo que es el agua, obedece a la seca respuesta del verano: Bebe”
La invitación poética es fascinante, por que después de los muchos circunloquios existenciales, sugiere la vía directa de ir al meollo del asunto investigado. En el caso del agua, a la sed inicial, añade la acción, a beber se ha dicho. Cuando observamos los problemas acuciantes cotidianos, recabamos todo tipo de informaciones, comentarios o colaboraciones; incluso delegamos en otros los trabajos requeridos y recurrimos al victimismo si las cosas vienen torcidas. Solemos olvidarnos de la IMPLICACIÓN de embebernos a fondo de las circunstancias, sin tolerancias absurdas, servidumbres necias a cualquier mequetrefe ni complicidades ocultas. Posicionarnos es trabajoso, pero reconstituyente y gratificante.

A estas alturas ya habremos aprendido que las dificultades son incesantes, adquieren ropajes variados, en una sucesión inquietante. Repercuten a su modo en cada individuo, aquí no hay uniformidad. Sin embargo, paradójicamente, la pretendemos a la hora de encauzar las respuestas a los eventos. Y el DISTANCIAMIENTO suele alejarnos de la mejor convivencia soñada. Violencias, inmigración, hambrunas, guerras eternas, racismos encubiertos, abusos intolerables, prepotencia de los gestores, políticas maliciosas; verían otra luz desde la cercanía que echamos de menos. Queda patente que no sólo es cuestión de kilómetros, que también; sino de resoluciones coherentes indelegables.

Veamos otra versión demostrativa de la poca importancia relativa de las distancias geográficas. Entre los mayores distanciamientos percibidos en la práctica, figura el INMOVILISMO de quienes, por exceso de prebendas o por estupidez, renuncian al dinamismo vital; pueden juntarse ambas circunstancias. Los vemos apegados a ideologías pétreas incapaces de percibir matices y cambios. Y los hay, simplemente perezosos, sin atender al curso de los acontecimientos. La fijación les mantiene separados de la vitalidad de sus contemporáneos. Responderan de manera incoherente, debido a su alejamiento de la realidad en los entornos.

La exigencia de dar respuestas nos plantea DISYUNTIVAS a cada momento, por aquí o por allá. Quizá la mayoría son de carácter intrascendente, diversiones, pasatiempos. Gran parte de los requerimientos marcarán el rumbo de sus protagonistas. Funcionando un buen número en los terrenos enigmáticos de lo desconocido, convertidas en apuestas arriesgadas de azarosas consecuencias; aunque dependientes de nuestras decisiones.

Mucho alardeamos de conocimiento, lo hacemos hasta endiosarnos. ¡Quién se atreverá a discutir mis opiniones! ¿Tomamos las mejores decisiones? Vendrá bien, como final de este comentario, traer a colación el siguiente retazo alusivo a la condición humana: “Han hecho de sí una imagen, que a veces ni el espejo les devuelve”. Retacería. Ricardo Yáñez.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris