Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   Coaching   -   Sección:   Opinión

Es hora de centrarse en lo importante y dejarse de cuentos

César Piqueras
@cesarpiqueras
jueves, 17 de septiembre de 2015, 06:21 h (CET)
Ya estamos en Septiembre (aunque duela), ya empezamos con agendas llenas de proyectos, ideas y tareas por hacer antes de Navidad esa es la siguiente linea de llegada para muchos, especialmente las empresas que queremos venderlo todo antes de que cambiemos de año fiscal. Septiembre me recuerda a Enero, a esos propósitos del nuevo año… “estudiaré más inglés, haré más deporte, etc…” En este post te voy a hablar de las claves para centrarse en lo importante y definir tu misión profesional y personal, más que nada porque sólo tienes una vida, y más vale que le saques partido. Además, lo haré en primera persona, que es como más me gusta escribir por aquí.

Belén y yo estamos unos días en Bilbao, no queríamos acabar nuestras vacaciones 2015 sin antes despedirlas como es debido. Y Bilbao en esta época del año tiene todos los ingredientes: pintxos + buena gente + clima + belleza + Barceló Nervión, un hotel que nos encanta. El próximo lunes empezamos la nueva temporada.

Centrarse en lo importante, lo que debes saber
Define la meta o no avanzarás… (y lo sabes)

No hay nada peor que no tener identificadas tus metas, no saber qué es lo que quieres, no tener bien definida la misión. Veo personas que después de 10 años van por ahí como quien visita una librería, leyendo un poco en cada estantería… ¿Cuál es el libro de tu vida? no pierdas el tiempo metiendo la cabeza y sacándola de tantos y tantos proyectos. Céntrate en una misión y ponte a trabajar como si estuvieras poseído por una fuerza motriz más grande que tú y que yo.

Cuesta definir una meta, una visión, pero cuando lo haces parece que todo va mejor, porque te puedes centrar en ella y saber qué es lo importante y qué no.

Mi misión personal profesional tiene que ver con el esfuerzo, los beneficios y el impacto. La digo en voz alta, aunque parezca políticamente incorrecto hablar tan claro:

“Tener los máximos beneficios, con el mínimo esfuerzo posible para lograr el máximo impacto”

Es una ecuación difícil, lo sé, pero incluye tres elementos que me parecen fundamentales: + Beneficios, – Esfuerzo, + Impacto.

• Beneficios con demasiado esfuerzo, no sirve. Porque entonces faltaría a mi misión personal que es más importante que la profesional.

• Esfuerzo sin beneficios, no sirve. Porque entonces no viviría según el estándar de vida que he elegido.

• Todo sin impacto, no sirve. Porque entonces nada tendría sentido.

Fíjate en cómo de importante es lo que estoy diciendo con estas tres palabras en la misma frase. Me invita a tener un Norte, a tener un orden en la toma de decisiones de mi empresa y de mi día a día.

Leonardo, Miguel Ángel, Beethoven, Paco de Lucía, y tantos otros artistas tenían una misión, expresarse a través de su arte, deslumbrarte con su genialidad. ¿Dónde está tu misión?

Si tienes tu misión clara, es más fácil tomar decisiones. Por eso creo que para centrarse en lo importante (y dejarse de cuentos) tienes que empezar a clarificar estas cosas.

Eliminar de una vez por todas
Toma una hoja de papel y escribe todo lo que haces habitualmente. En esta lista pueden haber desde tareas más importantes a otras más banales. Una vez definido todo empieza a tachar lo que no te ayuda radicalmente a conseguir tu misión (la definida en el punto anterior), lo que no aporta el valor suficiente.

“Elimina sin compasión todas aquellas tareas que serán un lastre para llegar a la cima”

Nuestra constumbre de complacer nos impide centrarnos en lo importante y lo pagamos demasiado caro. ¿Cuánto de excelente serías en tu trabajo si sólo te centraras en lo que aporta valor?

Así que yo me he propuesto la meta de ser todavía más eficiente, es decir de ser más rentable y efectivo en todo lo que hago.

Empieza hoy, no acabes nunca
No te voy a decir que esto de centrarse en lo más significativo sea una tarea de un día para otro. Llevo más de 15 años peleándome con distintos sistemas de gestión del tiempo, dirección por objetivos y focalizándome en ser más productivo cada día. Y aun así me olvido también cada día…

Es muy difícil vencer a la inercia.

El ser humano no está diseñado para ser productivo. La productividad es la palabra clave de la revolución industrial, y por lo tanto de un sistema de producción maquinal, racional y lógico. Las personas no somos lógicas, la mayor parte de nuestras decisiones y motivaciones son emocionales y las tomamos de forma inconsciente.

Esto hace que cuando queremos ser productivos paguemos un alto precio. El precio de ir contracorriente.

Pero aún así, muchos decidimos ser productivos. Y esa productividad nos cuesta cierto sufrimiento, como el que quiere correr una maratón, sabe que no será un camino de rosas. Sin embargo, es un precio que muchos estamos dispuestos a pagar, pues los beneficios tangibles (económicos y materiales) son altos, y también los intangibles (satisfacción, reconocimiento, pertenencia, autorrealización, etc….)

Duda de quien te venda productividad sin coste, sin esfuerzo. Por eso mismo, empieza hoy, y no acabes nunca.

Hay otros caminos, caminos que muchos eligen cada día. Pero aquí lo importante eres tú, ¿Cuál es tu camino?, ¿Cuál es tu misión?, ¿Cuál es el libro de tu vida?

Preguntas que te tienes que hacer diariamente antes de hacer algo
• ¿Lo que voy a hacer ahora es lo más importante?
• ¿Si no hiciera esto que pasaría?
• ¿Qué elementos son esenciales en mi trabajo?
• Reduciendo mis aportaciones al máximo ¿Qué es lo más importante y esencial que hago?
• ¿Mi valía profesional es directamente proporcional a la cantidad de personas a las que complazco o al valor que aporto?

Voy acabando este artículo, pero antes te quiero invitar a romper con lo que has venido haciendo con tu productividad de unos años para aquí. Es posible que te hayas dejado los cuernos dándote de leches contra un muro, sin apenas resultados ¿no te parece que no es muy inteligente?

Piensa ¿Qué es lo más importante que puedo hacer ahora? Ponte con tu vida, y hazlo pronto, o lo lamentarás.

Todo se basa en una decisión, en un clic dentro de tu cabeza y de tu corazón. Todavía no tenemos fechas, pero en breve sabrás dónde y cuando realizaremos el seminario en abierto “Productividad al Máximo. Las Claves para Gestionar tu Tiempo“. Tengo muchas ganas de compartir y ayudar a otras personas a centrarse en lo que es realmente significativo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris