Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Romney se va

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 10 de febrero de 2008, 07:11 h (CET)
Los ánimos en EEUU están muy volátiles. En los últimos dos meses Giuliani, Huckabee y McCain encabezaron las encuestas por la nominación republicana. Romney, pensó que podía llegar a tal lugar.

El es el vocero de grandes inversionistas que piden menos impuestos y controles ecologistas. Ha sido el candidato que más millones ha puesto.

Sus 6 millones de correligionarios mormones le apoyaron con todo (por eso en Utah Romney arrasó con el 90% de los votos, porcentaje inigualado en este campaña).

El mantuvo un buen segundo lugar ganando 4 millones de votos y en 11 Estados (cifra solo un poco superada por McCain). Empero, McCain venció en las mayores plazas (California, Nueva York, La Florida) donde todos los delegados van al que gane a nivel estatal o distrital y él, pese a tener menos del 40% de los votos, se acercó al 60% de los delegados electos. Romney calculó que le sería muy difícil y costoso superar la brecha con é (quien le dobla en delegaciones) y que más rédito le podía causar aparecer como “unitario” llamando a todo el partido a ser filas para aprovechar la división demócrata.

Para triunfar Romney necesitaba que los “moderados” se dividieran (pero ellos se unieron cuando Giuliani endosó a McCain) y que los “conservadores” le consagraran (pero los evangelistas de Huckabee no quieren transar con un mormón, cuya proselitista iglesia que ellos ven como una competencia mayor que la católica o la judía).

Romney quiso encabezar a los más intransigentes contra los gays, quienes abortan y los ilegales, aunque antes él fue más conciliador ante ellos cuando fue gobernador del liberal Massachusetts. Huckabee, tras haber minado a Romney dentro de la derecha religiosa ahora podría buscar que ésta apoye a McCain, a condición que él acepte algunas de sus ideas o ser su compañero de plancha.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris