Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Cultura   Literatura   -   Sección:   Entrevistas

“Mas es un destructor social y un destructor político”

Entrevista a Joaquín Leguina
Luis del Palacio
lunes, 14 de septiembre de 2015, 06:30 h (CET)
Hablar de libros con Joaquín Leguina resulta algo tan natural como hacerlo de política, así que comenzamos la charla por lo que podría haber sido su final: una mención expresa al libro publicado por su amigo y compañero de partido Josep Borrell ( Las cuentas y los cuentos de la independencia. Ed. Catarata, 2015) vetado en los medios de la autonomía por el “politburó” catalán. A continuación le pregunto por sus proyectos literarios; tiene dos o, más exactamente, uno puesto que el otro, ya terminado, anda a la espera de editor: se trata de una miscelánea que sigue la línea de un anterior título, Impostores y otros artistas. En el que se halla en ciernes, Domicilio familiar, habla de su niñez y primera juventud.

Hace pocos meses apareció en las librerías su hasta ahora último libro, Los diez mitos del nacionalismo catalán (Ed. Temas de Hoy, 2014) en el que desmonta paso a paso la estructura de medias verdades y flagrantes mentiras sobre las que se asienta el separatismo catalán.

La amenaza secesionista, amparada por unas elecciones municipales de caracter plebiscitario, se concretará el próximo 27 de septiembre. Pocos se atreven a vaticinar qué ocurrirá a partir de esa fecha. Pero acaso uno de los pocos que lo hagan sea Joaquín Leguina.

1409154

¿Qué le llevó a escribir este libro?
Creo que es evidente que me interesaba el tema.

¿Es la manipulación de la Historia la principal razón de que una parte del pueblo catalán se sienta ajena al resto de España?
Sin duda es un argumento primordial. La manipulación de la Historia y el victimismo son dos de los componentes de esa masa informe que nutre al nacionalismo.

Por otra parte, aquel referendum era ilegal y debió ser impedido. El Gobierno estuvo demasiado flojo. Sin embargo, los resultados se ajustaron a lo que, en general, daban las encuestas: sólo un tercio de la población está abducida por el nacionalismo. Pero, con todo, el Gobierno debió impedir aquella mascarada.

A Mas se le puede calificar de chiflado y destructor. Entre otras cosas ha destruido a CiU y la prueba es que el 27/S no se presenta como Convergencia porque ha acabado con ella. Es un destructor social y un destructor político... además de masoquista. Como en el chiste del sátiro: El masoquista dice “Pégame” y el satiro responde “No te voy a pegar” (para que así sufra aún más)

Con la ley en la mano (artículo 155 de la Constitución, 403 del Código Penal y títulos 21 y 22 de la Constitución en materia de sedición) podría pararse el proceso secesionista ¿por qué no se hace? ¿Qué efecto puede tener la reforma de la ley que preparan Rajoy y su Gobierno para que las sentencias del Tribunal Constitucional sean de obligado cumplimiento?
La pregunta del millón sería: ¿Pero no eran de obligado cumplimiento? Creo que esa ley sería una redundancia. Lo lógico sería que el Gobierno hiciera cumplir las sentencias ¿Y cómo se hace esto? Pues como se hacen cumplir en otros sitios: con la Guardia Civil.

¿Cree Vd. en una eventual independencia de Cataluña? Y si esto ocurriera ¿tendrá un efecto mimético en otras autonomías, iniciándose con ello ese proceso que han llamado “balcanización”?
El nombre no está mal; pero, claro, Yugoslavia fue un país que se creó después de la I Guerra Mundial y “lo nuestro” viene de tiempos de los Reyes Católicos (es decir, unos “tres meses” antes de la Guerra Mundial) Esa hipótesis no la contemplo; sería una barbaridad. Los catalanes, por su lado, se iban a encontrar por todas partes con aranceles. Se comerían los tejidos y cualquier otra cosa que produzcan allí. La deslocalización de las empresas foráneas (las multinacionales) sería inmediata ¡Hasta la Caixa ha dicho que se vendría a Madrid! Yo le diría a Mas: váyase a tomar viento y no siga engañando a los catalanes. La independencia –y él lo sabe mejor que nadie- sería un desastre para Cataluña. Los únicos beneficiados serían los Pujol y todos los chorizos, ya que lo primero que haría un gobierno independiente sería otorgar una amnistía generosa. Ellos deben responder del basurero que han creado, de lo que se han llevado, de lo que han robado. Hace pocos días le preguntaron por ello y contestó que se trataba de una conspiración, pero en realidad se tratade un latrocinio: el que ellos han perpetrado.

¿Y por qué figura en cuarto lugar en las listas?
Son “las cosas del querer”, que diría la copla. Resulta incomprensible; es como si quisiera “estar y no estar”. Lo que parece claro es que no quería ir solo y lo que no entiendo es por qué los de Ezquerra Republicana, merecedores del Premio Nobel de la estupidez, se han dejado camelar. Lo debían haber dejado ir solo para ver cuántos votos saca. Él solito –el my tonto- para ver cuántos votos consigue. Y no sé cómo no les da vergüenza a los antiguos del PSUC hacerles el juego a los de la derecha catalanista de toda la vida. Porque ¿qué es Convergencia? Pues una derecha razonable y catalanista que se ha convertido ahora en separatista. No entiendo cómo el PSUC tiene que hacerle la ola. Y es que este partido no tendría que haberse formado. El Partido Comunista de España tendría que habérselo cargado antes de la Guerra.

Leguna

Sin tratar de meterse en el terreno de las profecías políticas ¿qué es probable que ocurra tras el 27/S?
Lo que decía Cervantes: “Tomó el sombrero, envainó la espada, fuese y no hubo nada” Eso es lo que pienso que va a pasar. En votos ni de broma van a sacar mayoría; sobre todo si la gente va a votar. La tradición es que en las elecciones autonómicas los inmigrantes, que son mayoría en muchas zonas de Cataluña, se abstengan en una gran proporción. Si se animaran a ir a votar, Mas y compañía acabarían en las cloacas de la Historia. Juegan con acojonar a los inmigrantes empleando los medios de comunicación que están a su servicio, lo que demuestra que no es una sociedad libre ni plural. Han convertido aquello en una sociedad esclava. Y los esclavos mentales son peores que los esclavos auténticos, porque estos se pueden rebelar pero aquellos nunca lo hacen.

Y si no cumplen sus expectativas ¿qué harán?
Van a seguir intentándolo, no hay duda. Si pierden ahora van a desaparecer del mapa el tal Junqueras y Artur Mas, que no es poco. Y para una segunda vuelta pasarán por lo menos veinticinco años. Es lo que ha ocurrido en el País Vasco con la idiotez de Ibarretxe; aunque él lo hizo con cierta gallardía: vino a las Cortes, explicó el “derecho a decidir” (un invento suyo) y luego sacó los votos que sacó; es decir: quedó en nada. Cuando vienen al Congreso se dan cuenta de los pocos que son, y ahora están en una posición mucho más moderada y, como es lógico, con mejores resultados que nunca.

¿Será tan sensato el pueblo catalán como lo fue el escocés hace menos de un año?
No creo que los escoceses fueran nada sensatos. Pero es que se trata de dos problemas distintos: el “pueblo catalán” como tal no existe; existe la sociedad catalana, que se compone de gentes muy diversas. Si entendemos por “pueblo catalán” a sus electores, espero que sean sensatos en su mayoría. Por cierto que en las encuestas que encarga la propia Generalidad jamás obtienen mayoría los independentistas; andan por el 20 o 25% y sólo han subido al haber puesto en marcha un montón de mecanismos para engañar y manipular a la gente. Les ofrecen el paraiso y no hay paraisos en la Tierra.

¿A qué se debe, en última instancia, el colapso de los socialistas ante el electorado catalán?
Es bastante sencillo de responder: cuando uno no sabe a dónde va, suele llegar “a otro sitio”o a ninguna parte. Nunca han aclarado qué es lo que querían y además han cambiado de chaqueta varias veces. En un principio estaban en contra de la inmersión linguística, pero luego la apoyaron y la aplicaron. Estos saltos en el vacío se pagan. Y cuando te plantean otra “pregunta del millón: “¿Quiere Vd. una Cataluña independiente? ¿Sí o no?” Y dices que no sabes o no contestas, te situas en medio de la nada. Los nacionalistas lo han propuesto de manera muy clara: o sí o no. O sopa o teta. No vale decir: yo, “sopiteta”. Lo de Maragall fue un desastre auténtico; ahí se inció, como dice el tango, la “cuesta abajo en la rodada”.

Si el movimiento independentista catalán está auspiciado por la más rancia burguesía –aquellas cuatrocientas familias que se dice han dirigido “la cosa” desde tiempo inmemorial- ¿cómo se entiende que esa misma burguesía mercantilista se ponga la soga al cuello, colocando a una hipotética República Catalana en una situación más que delicada en lo económico?
Esa gente ya no representa a la burguesía catalanista. Todo se ha disparado; y este señor –Artur Mas- ha llevado a su partido a una situación imposible. Por eso no se quiere presentar como primero en las listas; sabe que le faltan apoyos. Carecen de verdaderos apoyos y la locura que han montado ha descoyuntado la sociedad catalana. Tienen en sus manos todo el aparato mediático, al que tienen comprado (debe de ser que, aunque según dicen, “España les roba”, les sigue sobrando el dinero) Y resulta imposible entender cómo en una sociedad plural tuvieran la desfachatez de publicar aquel editorial conjunto sobre la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el maldito Estatuto, pretendiendo que nadie estaba de acuerdo con una decisión judicial que ya se veía venir. Hasta la Vanguardia, propiedad de un conde y Grande de España se prestó a ello ¡qué paradoja! Porque cualquiera que hubiera leído la Constitución y el Estatuto habría caído en la cuenta de que esos artículos eran anticonstitucionales.

¿Qué ocurre con aquellos políticos que, en un principio, dijeron apoyar el proceso de independencia y ahora parecen estar recogiendo velas? Pienso en Ada Colau y su ausencia de la Diada del pasado día 11.
No me parece tan extraño, ya que esta señora dice ser de izquierdas; aunque, por otra parte, “estos” son unos grandes iletrados desde el punto de vista político, que pueden afirmar que están a favor del derecho a decidir sin darse cuenta de que están hablando de palabras mayores; sin percatarse de que el derecho a decidir es ni más ni menos que el derecho de autodeterminación ¡como si Cataluña fuera una colonia! La ignorancia política de los nuevos líderes de la izquierda es asombrosa. Parece increible que algunos de ellos sean profesores de la Facultad de Políticas ¿Qué explicarán estos tios a sus alumnos? Es evidente que no se puede estar a la vez con una Constitución democrática y con el llamado “derecho a decidir”.

Cuando además los partidos tradicionales de la izquierda española nunca han sido nacionalistas...
Exacto: ni ellos ni las organizaciones sindicales. Tampoco el Partido Comunista francés ni los laboristas británicos, que en Escocia consiguieron un enorme número de votos. Cameron, otro “genio” político, se aprovechó de la postura no nacionalista de los laboristas. Realmente no creo que un partido de izquierdas serio, de origen obrero, pueda ser nacionalista... a no ser que se llame PSUC. En fin, es de esperar que ahora que van junto a Podemos en las listas, con el nombre de Iniciativa per Catalunya, no pongan los votos que obtengan a favor del separatismo. Es lo menos que se les puede pedir.

Foto: Javier Medina
Comentarios
luis del palacio 15/sep/15    12:12 h.
luis del palacio 14/sep/15    16:28 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

"La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"

"Mi novela es una historia de tiros y besos, de amor y violencia"

Entrevista a Edmundo Díaz Conde
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris