Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Unos ladran, otros rebuznan, pero todos a una

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 9 de febrero de 2008, 10:38 h (CET)
La cosa está que arde y, dada la delicada situación por la que atraviesa este país; teniendo en cuenta los visos antidemocráticos que han comenzado a impregnar de un tufillo frente populista este periodo electoral y, ateniéndonos a la crispación, ¡esto si es crispación, señores del PSOE, y no la legítima y contundente oposición del PP a la espuria negociación con la ETA!; no parece que sea aventurado manifestar una cierta preocupación por el giro que está tomando la campaña electoral, en la que parece que el Ejecutivo actual, al no tener otros argumentos que les permitan defender una gestión provechosa para el pueblo español, ha iniciado una ofensiva sin límites ni barreras éticas, en la que “el todo vale”, la injuria y el ninguneo del contrario, se han convertido en sus eslóganes fundamentales. Porque, cuando se utiliza la descalificación, se quiere poner mordazas a la libre expresión de ideas y se sataniza a aquellos que opinan de distinta manera, como si la verdad siempre estuviera del lado del poder y la crítica, invariablemente, fuere considerada por quienes gobiernan como una deslealtad y no como un medio legítimo para la defensa de las ideas; entonces se está atentando frontalmente contra el mismo espíritu de la democracia y se utilizan los medios clásicos de toda tiranía para perpetuarse indefinidamente en el absolutismo totalitario.

Centrémonos, si no, en lo que ha venido ocurriendo en las dos manifestaciones “culturales” que ha tenido lugar en pocos días en nuestro país. Los Goyas y el premio Max. El primero para premiar películas, actores y directores de cine y el segundo para premiar a sus homónimos del teatro. Ambas encaminadas a premiar las excelencia de nuestra producción artística pero, ¡vayan ustedes a saber por qué misteriosas casualidades!, convertidas en mítines a favor del PSOE y en contra de la Conferencia Espiscopal y del PP. ¿Se extrañan? Pues no debieran, porque todos estos señores que se reunieron para alabarse los unos a los otros; estos sujetos que acaparan en sí el noventa por ciento de la egolatría que atesoramos en esta nación y, porque no decirlo, que se odian entre sí como si en lugar de ser compañeros fueran fieras rapaces dispuestas a destrozarse entre sí; esta rara y nepotísmica especie de seres; son la viva y genuina expresión del la progresía en España. Estos señores, encabezados por el inefable Tedy Bautista, son los responsables de que los españoles tengamos que pagar un canon por los CDC y los DVD. Ellos consiguieron del PSOE que nos consideraran a todos los ciudadanos como presuntos defraudadores de los derechos de la SGAE y culpables, sin haber sido juzgados por ello, de piratería y, por tanto, obligados a pagar por ello tanto si pirateamos como si no. Consecuencia, la piratería se extenderá cada día más para amortizar el plus que se ha cargado contra el disco virgen. Y es que ¡son tan listos que se pierden!

Pero dejemos a los faranduleros que acaben de hundir el cine español y contemplemos el panorama que se nos presenta si no se toman enérgicas medidas para evitar que la crisis se acabe tragándonos a todos. En realidad, si nos limitamos a escuchar a los que nos gobiernan no pasa nada y todo este nublado sombrío que se cierne sobre nosotros tiene una fecha fija para escampar. Porque, vean ustedes la clarividencia de estos oráculos del Gobierno. Todos ellos, sin excepción, han puesto el despertador en hora para que el día 10 de marzo, si ellos ganan las elecciones, tanto el desempleo, como la crisis de la construcción, como los precios de los artículos de primera necesidad, como la inflación, como la llegada del AVE a Barcelona o la sequía, se van a solucionar. ¡Un milagro! dirán ustedes; ¡un milagro! repetirán los progresistas; una ¡estupidez monumental!, digo yo, porque nada más uno que tenga parálisis cerebral puede creerse que la economía de todo el mundo esté pendiente de que el señor Zapatero gane las elecciones para reactivarse.

El señor Solbes, dixit: “Yo estoy más capacitado que Pizarro para solucionar la crisis”.Perfecto y ¿ahora qué? ¿Han visto que se haya puesto a la labor?, ¿han notado ustedes que el desempleo disminuyera, que las constructoras resucitaran del marasmo, han observado una disminución de precios? ¿No? Vean, sin embargo, las últimas noticias que hacen relación a nuestra economía: 132.000 parados más en el mes de enero; el año 2007 aumentó el paro en 117.000 parados, ¿dónde está el pleno empleo prometido por ZP?; se prevé que en el 2008 se doblará la tasa de morosidad ¿sólo hasta el mes de marzo señores del Gobierno?; el índice de confianza del consumidor cayó de nuevo 1’4 puntos en el mes de enero pasado, marcando un nuevo mínimo histórico; la construcción sigue su imparable caída y los precios de artículos de primera necesidad su imparable subida, pero ¡no se espanten! nos dicen por boca del Secretario de Estado de Economía que: “ El Gobierno no está preocupado”, puede que ellos no lo estén pero el resto de ciudadanos, sí; también nos quieren calmar diciendo que llevan cuatro años preparándose para eso, ¿para qué? Supongo que se estaban preparando dilapidando dinero público en las obras del AVE a cargo de la ministra Magdalena Álvarez, la Penélope del PSOE, que nada más se dedica a hacer y deshacer para volverlo a hacer. Puede que también se prepararan ofreciendo pagas extras a las amas de casa; u ordenadores para todos los niños; o viajes gratis o… ¿Cuántas cosas más ha ofrecido el señor Chávez? O prestaciones de 2500 euros para neonatos o ayudas de 100.000 euros a la Iglesia islámica (¿es esto ser aconfesional?) o 400 euros para todos los españoles ¿para todos dijeron ustedes?, porque parece, al final, puede que sólo sean para unos pocos debido que los que no pagan Hacienda por liquidación de renta se quedarán sin. Una tomadura de pelo o un engaño más para comprar votos.

Luego, que este espabilado actor de teatro, este beneficiario de la vaca estatal, este digno imitador de la Pasionaria, pero sin su empuje y bravura, se quiera distinguir apareciendo como un progre de pro y busque el aplauso de la concurrencia con frases como “enemigos del pueblo” o como aquella otra, tan heroica: “nuestra obligación como ciudadanos es evitar que se cuelguen del Gobierno de nuestro país el 9 de marzo”; sólo consigue hacernos recordar aquellos famosos mítines de la CNT o la FAI o de las Juventudes Socialistas de febrero de 1936 o del Parlamento de la Nación; si señores más de lo mismo. España está regresando, a marchas forzadas, a aquella división que precedió a la contienda civil; solo que han cambiado los tiempos, estamos en la modernidad; pero no se engañen porque sólo son: “los mismos perros con diferentes collares”.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris