Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

¿Eran 20 los 10 mandamientos?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 8 de febrero de 2008, 03:21 h (CET)
Usted, al igual que yo, habrá oído y leído en alguna ocasión que los mandamientos que Dios entregó a Moisés eran veinte grabados en cuatro tablas de piedra, pero que bajando de la montaña Moisés tropezó y su caída provocó el rompimiento y destrucción de dos de ellas. Evidentemente esto es una especie de chascarrillo que ha circulado por el mundo basado en el rompimiento real de las tablas que Dios confió a Moisés.

Pero a medida que transcurren los tiempos, los estudiosos, y en particular la Iglesia Católica, bien por no entrometerse ni atreverse a enmendar o ampliar la Ley de Dios o por cualquier otra causa, no han tenido en cuenta que ciertas actitudes son motivo de pecado y que por ello habría que ampliar o enmendar alguno de esos diez mandamientos.

Vista la cínica actitud de algunos prebostes de la Iglesia Católica, nadie vería con malos ojos que de procediera a crear un nuevo mandamiento en el que se considerara pecaminoso el observar una actitud cínica, o que se procediera a enmendar o ampliar, el contenido del octavo mandamiento que dice: “No levantarás falsos testimonios ni mentirás” y que podría quedar con el siguiente contenido: “No levantarás falsos testimonios ni mentiras con desvergüenza y descaro”. Yo no se si esto detendría la desbocada carrera de algunos obispos ya que el octavo mandamiento de forma más o menos directa sí se muestra muy severo con los mentirosos y sobre todo con los que mienten con desvergüenza y descaro como es el caso de algunos de estos religiosos que mueven a las masas con palabrería más propia de políticos que de evangelizadores y que practican el cinismo con la mayor naturalidad.

En fin, doctores tiene la iglesia aunque se puede dudar de su honestidad profesional. Lo siento, pero no puedo decir de su honestidad vocacional ya que tengo mis dudas sobre cual es la verdadera vocación de algunos obispos; si religiosa o política.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris