Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

La moralidad y demagogia del PP

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
viernes, 8 de febrero de 2008, 03:21 h (CET)
Hace unos días, María Dolores de Cospedal, presidenta del PP de Castilla-La Mancha, dijo que la propuesta de Zapatero de rebajar en 400 euros a los ciudadanos del IRPF era algo “indigno e inmoral”. No ha sido la única que ha sido crítica al respecto, pues otros políticos también lo han calificado como una compra de votos.

No entraré en ese tema, pero María Dolores, pobrecita, no recuerda que el año pasado prometió conceder una pensión de jubilación a las amas de casa de más de 65 años, si ganaba las elecciones autonómicas del año pasado, que ganó, y también se comprometió a que ‘cerca de 82.000 conquenses se eximirán de pagar el IRPF “. ¡Manda cojones, María Dolores! ¿Qué demagogia es ésta?

María Dolores también participó en el discurso de Rajoy cuando éste prometió crear un ministerio de la familia si gana las elecciones generales. Desconozco si ella será la que gestionará la cartera si, Dios y la razón (no confundir con el periódico) no lo quiera, el PP gana las próximas elecciones. Pero si ella es la que aspira a gestionar el nuevo ministerio, estamos apañados cuando ha tenido que pedir disculpas antes de llegar al poder.

Porque, estimados lectores, imagino que conocen la nueva polémica suscitada por un… (no sé calificarlo sin ofenderle, así que personalmente me abstendré y que cada uno le ponga el nombre que crea le corresponde). Se trata de Dimas Cuevas, uno de los candidatos del PP al Senado por Albacete, que en el año 2004 algún inconsciente le permitió escribir y publicar artículos que incluían frases como: "Las bodas de lesbianas tendrán que incluir diversas variedades de tortillas y de postre, bollitos con nata y los convites para homosexuales serán a base de perritos calientes y plátanos al horno"

Vamos, unos artículos dignos de un humorista en busca del aplauso de unos jefes que, quizás porque compartan su opinión en la intimidad, le han llevado a ser candidato del Senado. ¿Alguien se imagina a este hombre debatiendo sobre un tema de vital importancia, y soltar alguna otra perla de ese calibre?

María Dolores se quitó el muerto de encima al afirmar que “A mí no me gustan demasiado, pero eso no empaña su magnífica trayectoria profesional”. Pero, por supuesto, no creyó conveniente apartarle de las listas del PP, por lo que, ahora, gracias a los artículos de Dimas Cuevas y la posterior reacción de María Dolores, la persona que acudan a las urnas el próximo 9 de marzo, sabrá exactamente a qué clase de personas estará votando.

Yo personalmente, invitaría a Rajoy a botar a dos políticos que, suma y sigue, van a costarle –por suerte- las elecciones y el cargo. Si la mejor forma que ha encontrado Dimas Cuevas para justificar sus palabras es decir que “de los violadores no me río y de los pederastas tampoco”, como decía antes, estamos apañados si esta gente llega al poder.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris