Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

Del amor a dejarse querer

José García Pérez
miércoles, 9 de septiembre de 2015, 04:38 h (CET)
En política, el verbo amar no se conjuga porque no existe; a lo más un cierto dejarse querer por el otro u otra.

Aquella escena del sofá con Pablo Iglesias y Alberto Garzón sentados en él es buena para iniciar este “copo” nuestro de cada día. Alberto, compungido ante la escombrera en que se estaba -está- convirtiendo Izquierda Unida parecía suplicar a Pablo Iglesias, exultante, recostado y con ambos brazos apoyados en el mencionado sofá, que tuviese un “detalle” con él, con IU, para ir juntos a las próximas elecciones generales en una candidatura de Unidad Popular.

Iglesias, salido de madre, escuchaba atento la confesión de Alberto y, chulescamente, le dio nones o calabazas.

La situación política de “Podemos” parece que ha cambiado algo de aquel no muy lejano día al maldito presente en el que parece que el globo de los “círculos morados” parece, según sondeos al canto, se encuentra algo desinflado.

De manera que ahora, es Pablo el que corteja a Alberto para formalizar unas relaciones que parecían rotas sin necesidad, por si las moscas de septiembre acuciaban, de haberse arrojado los trastos a las respectivas cabezas.

De tal forma se ha puesto el ronroneo entre ambos líderes venidos a menos que parece llegado el momento de entablar nuevas conversaciones para buscar un nuevo sobeo que, si bien no va a llegar a una relación estable, sí puede conducir a un ligue o plan para salir del bache.

El trato es que miembros de Izquierda Unida formen parte de las listas de “Podemos” con la condición de que su líder, Garzón, no se presente por Madrid, tierra privilegiada donde los “nomber one” son, de hecho, candidatos a presidir el gobierno de España.

Esta propuesta si se consolida -creo que así será- permitirá a “Podemos” contar con buena parte de la estructura estatal de IU, al tiempo que nuestro paisano Alberto buscará y encontrará la provincia que le asegure un escaño para el Congreso y no pasar por el amargo trago de ver que Madrid se le puede “atravesar”.

Con toda seguridad, el economista Garzón se presentará por Málaga o Sevilla pues más vale pájaro en mano que ciento volando, aunque para pájaro el amigo Pablo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cayendo en la Misandria

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70

La supremacía blanca y la permisividad del presidente Trump

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris