Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Tapar bocas con dinero

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
viernes, 8 de febrero de 2008, 03:30 h (CET)
La subvencionamos, luego que se calle. Este es unos de los argumentos del Gobierno contra la Iglesia. Es de una sinrazón pasmosa. Querer tapar la voca a los discrepantes con dinero. Comprar el silencio de los que no piensan igual. Escandaloso.

Todas las instituciones, asociaciones, organismos y entidades sociales han nacido con unas finalidades, con unos objetivos a cumplir. Si estos no son claramente delictivos, tienen dercho a existir, a hablar y a llevar acabo su cometido. Igual que las personas.

Así ocurre con los partidos políticos, las asociaciones de consumidores, los sindicatos, las patronales, los colegios profesionales, los medios de comunicación ... y, naturalmente, las distintas iglesias. Ningún gobierno ni nadie está legitimado para silenciar a ninguna persona física o jurídica. ¿Por qué pretende hacerlo con la Iglesia Católica?

No se puede hacer, ni amenazar hacerlo, ni porque discrepe ni porque se le subvencione. La libertad de expresión no se pueda negar a nadie en una democrácia. Y pretender conseguirlo con dinero es una inmoralidad y bajeza inconcebibles.

Quien se pronuncia, a favor o en contra de lo que opina o hace el gobierno puede tener razón o puede equivocarse. Pueda estar más o menos afortunado o desafortunado en cuanto a la forma y el tono, suave o rotundo. Incluso en cuanto al momento de hacerlo. Esto es otra cuestión, en todo caso secundaria.

Dentro de una institución, entidad, organismo, asociación, etc. es posible y normal que haya distintas sensibilidades y estilos. Esta pluralidad indica vitalidad e incluso es sana. También en las iglesias., incluida la Católica. Pero esto ¿què tiene que ver con su derecho a manifestarse a través de sus órganos representativos elegidos? Absolutamente mada.

Las discrepancias internas son problema suyo. Y nadie, menos un gobierno que se dice democràtico. debe meterse en ello ni explotarlo. Pero esto es lo que se ha hecho, precisamente, con motivo del famoso Manifiesto de la Conferencia Episcopal Española, que no le ha caido bien al gobierno, y que algún obispo o abad ha matizado, más bien en la forma y en el tono que en el contenido.

“Respetamos –dice el Manifiesto de la Conferència Episcopal- a quienes ven las cosas de otra manera. Sólo pedimos libertad y respeto para proponer libremente nuestra manera de ver las cosas, sin que nadie se sienta amenazado ni nuestra intervención sea interpretada como una ofensa o como un peligro para la libertad de los demás”.

Y añade: “Si bien es verdad que los católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos, también es cierto que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida pública”.

Actúan según sus principios y objetivos, en el ejerciico de la libertad de expresión. Si en algún punto concreto se está en desacuerdo (como en la forma de tratar el terrorismo), lo lógico es rebatirlo con argumentos, no con descalificaciones ni amenazas. Menos aún con la rastrera y chantajista de quitarles el dinero de las subvenciones legalmente acordadas. No hay duda que seria bueno una mayor separación Iglesia-Estado para evitar confusiones y chantajes.

____________________

Wifredo Espina. Periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris